Con una melancolía 'superfeliz'

La viguesa Begoña Fernández.
Desde dentro y desde fuera de la selección, todo el mundo le dice que tiene que sentirse parte de la histórica medalla de bronce lograda el pasado domingo en Brasil. Pero la viguesa Begoña Fernández, fija en el combinado nacional los últimos años y que no acudió a la cita por una inoportuna lesión, se muestra reticente: 'Si soy honesta, no me siento partícipe.
Han sido mis compañeras las que se lo han ganado, jugando muy bien durante todo el campeonato'.
Eso sí, ha disfrutado como la que más del logro –'estoy superfeliz'–, aunque le haya tocado vivirlo desde casa. Porque de lo que sí se siente parte es del proyecto que ha construido el seleccionador Jorge Dueña alrededor de un grupo de jugadoras del que ella ha sido integrante en los últimos años. 'Llevamos ya una buena trayectoria que ha culminado en esta medalla. Y de eso igual sí que me siento partícipe, si se puede decir así'.
Siguiendo el Mundial por la televisión, asegura que 'no he sentido envidia, pero sí cierta melancolía. Me encontraba rara cada vez que me sentaba en el sofá y escuchaba el himno. Obviamente, me encantaría estar allí pero una lesión me lo ha impedido y son cosas que pueden pasar en la vida de un deportista. Hay que asumirlas'.
Lo positivo es que el problema en los isquiotibiales de su pierna izquierda parecen haber pasado, por fin, a la historia. Begoña lleva dos semanas entrenando a tope con su equipo, el Itxako, y reconoce sentirse 'casi al cien por cien'. Y estando bien físicamente, sabe que debe pelear por volver a una selección que tiene por delante el reto de participar en los próximos Juegos Olímpicos de Londres.
El torneo preolímpico donde todo se decidirá se disputará del 25 al 27 de mayo en España y la selección tendrá como rivales a Croacia, Montenegro y Argentina. Y en esa cita 'me veo. Al menos, pondré toda mi ilusión por estar allí y por lograr el pase para los Juegos'. Sea como sea, la pivote viguesa no quiere que el bronce ahora logrado provoque un exceso de confianza para el preolímpico: 'Será un torneo complicado. Tal vez Argentina sea un rival más asequible, pero tanto Croacia como Montenegro siempre nos han puesto las cosas muy difíciles'. Su sueño es 'una medalla olímpica'.

Te puede interesar