El heptacampeón de España venció el Supercross de Vigo, que reunió a unos 4.200 aficionados en el Ifevi

Manu Rivas impuso su calidad

Un total de 25 pilotos participaron en el primer Supercross de Vigo, que se disputó sobre una pista de tierra de 400 metros de longitud.
El primer Supercross Indoor de Vigo, que se celebró ayer en el recinto ferial de Cotogrande ante unos 4.200 espectadores, no dio opción a las sorpresas y el madrileño Manu Rivas se impuso tanto en la final de la competición como en el 'face to face', en el que venció posteriormente a los ocho mejores pilotos de la prueba. El heptacampeón de España mostró una absoluta superioridad sobre la pista de tierra de 400 metros de longitud y seis carriles instalada en el Instituto Ferial de Vigo por la firma organizadora, Free Sports Factory, del ex piloto catalán Sidney de Andrés.
Rivas entró el primero en la meta, seguido por el francés Maxime Lesage, que llegaba a esta prueba tras su tercer puesto en el Europeo, mientras que la tercera plaza fue para un gallego, el ferrolano Román Pérez. En categoría alevín se cumplieron también los pronósticos y el duelo previsto entre los gallegos Jorge Prado, campeón de España; y Joel Antón, campeón autonómico, se decantó por el primero, que no tuvo problemas para hacerse por la prueba, seguido precisamente de Antón. El tercer puesto correspondió a Breogán Touriñán. Los aficionados disfrutaron también de las piruetas imposibles del Freestyle, protagonizadas por los pilotos Edgar Torronteras y Víctor Córdoba, que realizaron figuras como el 'back fip tsunami', 'rocksolid' y 'plegadas' poco convenientes para corazones delicados. La jornada se cerró con el 'face to face', en el que Manu Rivas volvió a demostrar su superioridad sobre el resto de los participantes. La organización destacó la gran afluencia de público, que no llegó a llenar el recinto de Cotogrande pero estuvo cerca para disfrutar de un espectáculo que no se ha podido ver este año en ninguna otra ciudad española.

Te puede interesar