Añadió que 'nos vienen de maravilla los tres puntos' y justificó los cambios por las tarjetas

Luis Enrique: 'Lo más justo hubiera sido un empate'

Luis Enrique recordó que no siempre gana el mejor y lo explicó con el choque de la primera vuelta en Vigo.
Luis Enrique Martínez, técnico celeste, apuntó tras el choque de anoche en Granada, que supuso lograr por primera vez esta temporada dos victorias consecutivas, que el técnico del Celta dijo en rueda de prensa que 'ha sido un partido muy igualado y disputado, aunque ya lo esperaba. Los dos equipos quisieron tener el peso del juego, y éste ha sido muy parejo aunque hemos estado más inspirados en las situaciones de área que ellos'.
De todo lo anterior, el asturiano deduce que 'lo más justo hubiera sido el empate, aunque como vimos en la primera vuelta en Balaídos ante el Granada, no siempre gana el mejor'.

El máximo responsable técnico del Celta reconoce que el triunfo sienta más que bien a la clasificación y al ánimo célticos. 'Nos vienen de maravilla los tres puntos para recortar más nuestro camino', señaló. Y explicó que en la recta final del encuentro 'no nos hemos conformado con el empate, pero el Granada ha apretado. Si nos hubiéramos conformado con el empate no hubiéramos marcado el segundo gol'.

Al asturiano se le preguntó sobre los cambios realizados durante el choque –especialmente llamativo, por inusual, fue el de Borja Oubiña– y dijo que 'los cambios fueron para protegernos de las tarjetas vistas –Borja Oubiña tenía una– sin olvidarnos de ir a por el partido'.

Pese al triunfo de anoche, Luis Enrique Martínez recordó que 'en la categoría hay una igualdad muy grande y lo importante es ir sacando puntos'. A este respecto, comentó que el 'gol-average' particular entre ambos equipos, que está ahora a favor del conjunto vigués, 'es importante pero al final nadie garantiza que nos vaya a servir de algo'.

Por último, preguntado por la fortuna del Celta en los partidos que ha jugado en Andalucía, que cuenta por victorias, dijo que 'no deja de ser curioso. Quizás por la calor, que hace que se quiera jugar más a fútbol'.

Por su parte, el entrenador del Granada, Lucas Alcaraz, comentó a la conclusión del partido que éste 'se pudo haber ganado y, como mínimo, se tuvo que haber empatado. Pero al final se ha perdido en una jugada que nunca debería haber acabado en gol'. El técnico denunció que 'han existido, según comentan, dos penaltis que no los he visto desde el banquillo'.n

Te puede interesar