Atlántico

CELTA

"Esta Liga tendrá dureza hasta el final"

Miguel Cardoso valora que "hemos dado pasos adelante pero no es perfecto"

Miguel Cardoso, en la tarde de ayer en A Madroa.
Miguel Cardoso, en la tarde de ayer en A Madroa.
"Esta Liga tendrá dureza hasta el final"

Miguel Cardoso, entrenador del Celta, no tiene la más mínima intención de cambiar su discurso. Pese a las dos últimas victorias y pese a la recuperación de futbolistas. Eludiendo las preguntas sobre la elección de la convocatoria, al hablar antes de realizarla, el técnico portugués repitió ayer su fe en el trabajo y en la solidez de la idea de juego. Y se mostró precavido ante el Leganés, rival hoy y del que negó que fuese un equipo defensivo.

Tras superar a Huesca y Villarreal, el ex del Rio Ave reconoce que "sería importante ganar tres partidos seguidos. Pero lo realmente importante es que estamos seguros de que vamos a estar en la pelea en todos los partidos. Vamos a competir".
Porque, como ya había hecho anteriormente su predecesor en el cargo, Antonio Mohamed, el preparador céltico puso énfasis en la especial dificultad de la Primera  División esta temporada. "Esta Liga es muy dura y todos los equipos van a tener ciclos. Muchas veces se juntan partidos de gran dificultad y hay que estar listos para ganar en cada uno de ellos. Desarrollar un equipo para jugar bien. Y los equipos que juegan mejor tienen tendencia a ganar más", expresó. Y lo refrendó haciendo mención al aspecto mental: "La estabilidad mental es muy importante. No estar demasiado arriba cuando estamos bien ni demasiado abajo cuando estamos mal".
Insistiendo en este discurso, Cardoso restó cualquier tipo de trascendencia a la posibilidad de entrar hoy de manera temporal en puestos europeos. "Dos semanas atrás hablábamos de pelear por el descenso. Es importante tener los pies en el suelo y comprender la Liga de este año, que es increíble, y la dureza que habrá hasta el final. En mi cabeza no está ese pensamiento, sino el trabajo", señaló.
El trabajo para encarar hoy en un Leganés "duro y difícil. Basta mirar sus últimos partidos y sus resultados. No recibe goles fácil, tiene dos laterales muy peligrosos y tres centrales altos, es muy fuerte a balón parado, tiene un entrenador muy trabajador y comprende los momentos". De hecho, no espera un rival que se encierre y deje hacer por falta de argumento, sino que si lo hace es con un propósito. "El Huesca también se cerró durante el partido. Es fundamental que mi equipo sea capaz de comprender los diferentes momentos. Conocemos bien al rival y si hacemos las tareas bien, seguro que encontraremos los espacios para la finalización. El Leganés ataca pero como quiere, busca el momento. No es defensivo, se prepara para el momento de atacar. No dejarles atacar cuando quieran está en nuestras manos", razonó.
En todo caso, no cree que las ocho bajas con las que el equipo madrileño viaja a Vigo sean decisivas. "Tiene soluciones. Dos bajas en el centro del campo no trastocan el equipo. Está más que preparado para la tarea", dijo. 
Por último, valoró el momento del Celta dentro de la construcción de su idea. "Hay cosas del Villarreal que queremos que sean habituales. Hemos dado pasos adelante pero tampoco fue perfecto. Hicimos cosas buenas y otras no tanto. Cuanto más tiempo hagamos cosas buenas seremos más capaces de ganar. La intención, que viene de los entrenamientos y de la actitud, es muy buena. Eso nos hace crecer y ser mejores. Tenemos que estar centrados en ese proceso. Cada entrenamiento es una oportunidad de ser mejores", cerró.n