BALONCESTO

La gloria en el segundo salto

El Celta Zorka busca en Canarias el ascenso a Liga Femenina tras perder la final en 2018

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, recibió ayer a la expedición del Celta Zorka antes de viajar a la zona de ascenso.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, recibió ayer a la expedición del Celta Zorka antes de viajar a la zona de ascenso.
La gloria en el segundo salto

A una canasta de la gloria. El Celta Zorka de baloncesto se quedó hace un año a un peldaño de ascender a Liga Femenina en un encuentro ante el Valencia (51-54) que se escapó tras remontar 14 puntos. Un duelo en el que el equipo vigués no era favorito, pero dispuso de hasta tres lanzamientos triples liberados en el último minuto y medio para cambiar el rumbo de un final cruel, pero con orgullo. Doce meses después, el equipo entrenado por Cristina Cantero tiene la segunda oportunidad y, en esta ocasión, esperan que el salto sirva para capturar el balón que lleva a la máxima categoría.


La batalla comenzará mañana ante el Barça CBS (19:15), un equipo reforzado con Aina Ayuso, pero que en temporada regular obtuvo siete victorias menos que la formación céltica. El viernes el enfrentamiento será ante el anfitrión, el Clarinos Ciudad de los Adelantados (21:15), el gran favorito con las viguesas a pasar a las finales por el ascenso. El sábado el duelo es ante el Leganés (19:15), que podría ser intranscendente, en caso de obtener la victoria en los dos anteriores, o decisivo, si el Celta Zorka llega con una única victoria.


El primer paso consiste en asegurar un plaza para el domingo, bien como primero o como segundo de grupo. Ese encuentro será el decisivo, una final con una plaza en la máxima categoría en juego. "Habrá que estar bien, meter los tiros y estar de cabeza finas. Después, estar tranquilas y confiadas. Si no entran, la base es estar bien en defensa. Para competir tenemos que apretar ahí, es lo básico", explica Cristina Cantero, la entrenadora de la formación viguesa. Vive esos momentos previos de nerviosismo y trabajo. La preparadora sabe que la plantilla es buena y que sólo perdió dos partidos en toda la temporada, pero limitada en número y "a nivel físico, llegamos bien. La que no tiene molestias se encuentra fuerte, en forma. Contamos que pueden jugar con algo de dolor y lo tienen que saber llevar. No estamos cansadas. Eso sí, si en el primer partido tenemos el hándicap de que lleguen lesiones, igual sufrimos mucho. Si tuviera a Ainhoa Lacorzana y a Tamara Montero, sufriría menos. Pero no las tengo".