Deporte local

La Copa de un portero juvenil

Deporte local

fútbol

La Copa de un portero juvenil

Pablo Brea se convirtió en el héroe del partido disputado en Salamanca.
photo_cameraPablo Brea se convirtió en el héroe del partido disputado en Salamanca.
Pablo Brea, de 18 años, detuvo tres penaltis en Salamanca y selló la clasificación del Coruxo para el torneo del KO

Pablo Brea (Santiago, 2001) llegó al Coruxo el pasado verano, cedido por el Deportivo, y ha vivido esta temporada a la sombra del portero titular del equipo vigués, Alberto Domínguez. Hasta el pasado miércoles.
El guardameta compostelano afrontaba en Salamanca su tercer partido del curso en la Copa Federación, una cita importante porque el vencedor conseguía una plaza en la Copa del Rey, y acabó convirtiéndose en el héroe del encuentro al detener tres lanzamientos en la tanda de penaltis.
"La verdad es que estaba muy tranquilo. No estuve afortunado en el primer gol, pero después tuve la suerte de parar tres penaltis y pude ayudar al equipo", afirmó ayer Brea, que reconoció que "era importante para el club llegar a la Copa del Rey y para mí es algo espectacular. No todo el mundo puede decir que ha jugado ese torneo".

La plantilla del Coruxo, antes del entrenamiento de ayer, un día después de la clasificación para la Copa del Rey.
Y eso que la noche empezó bien para el segundo portero del equipo vigués, que se adelantó en el marcador por medio de Antón pero vio cómo el Salamanca empataba tras una desafortunada intervención del meta. El choque desembocó la prórroga, en la que ambos conjuntos vieron puerta de nuevo, y con el 2-2 se llegó a la tanda de penaltis.
"Los compañeros sólo me dijeron que era mi momento", indicó Pablo Brea, que equilibró el fallo de Mateo en el primer lanzamiento y después detuvo otros dos, uno de ellos el quinto y definitivo, que daba al Coruxo la victoria por 2-3.
El guardameta asegura que no entrena las penas máximas, pero que el pasado miércoles esperó hasta ver por dónde le iban a tirar antes de lanzarse a por la pelota.  "No solemos entrenar los penaltis, pero yo lo que hago es intentar aguantar lo máximo posible para tirarme después del lanzamiento y luego tratar de llegar al balón. Y esta vez los pillé", explicó el meta coruxista, que acabó siendo manteado por sus compañeros. "Teníamos la idea de intentar pasar la eliminatoria  y por suerte lo conseguimos, para beneficio del club y de nosotros mismos", agregó.
Inédito en el campeonato liguero, Pablo Brea ha sido titular en los tres partidos de Copa Federación que ha disputado hasta ahora el Coruxo y confía en seguir contando para el entrenador del equipo vigués, Míchel Alonso, en el torneo del KO. "Espero seguir jugando en la Copa, pero es lo que decida el míster, eso depende de él", señaló el portero del conjunto de O Vao, que reconoció que "nos haría mucha ilusión enfrentarnos a un equipo de Primera División".
Como guardameta, admira a algunos de los colegas más destacados del fútbol español y de la Premier inglesa. "Me gustan Ter Stegen, Kepa, Oblak… hay varios que son muy buenos. A mí me gusta jugar con los pies, además de con las manos, y salir con el balón desde atrás. Son cosas que se trabajan", subrayó.
Con sólo 18 años, Brea ya sabe lo que es ganar un partido decisivo y ser además el jugador más destacado del encuentro. "La verdad es que me ha felicitado mucha gente y el entrenador también estaba muy contento porque era importante llegar a la Copa del Rey", reveló.
"Era un objetivo que teníamos desde que terminó la temporada pasada. Queríamos jugar la Copa Federación e intentar llegar a semifinales porque sabíamos que tenía como incentivo la Copa del Rey, y la verdad es que lo logramos", afirma el presidente del Coruxo, Gustavo Falque, que asegura que "sabemos que nuestra participación en la Copa del Rey es testimonial, en el sentido de que no vamos a ganarla, sino que vamos a jugar simplemente. Entonces lo que nos gustaría es que nos tocase un equipo importante y que fuera un día histórico para el club, que lo va a ser sin duda, pero cuanto más importante sea el rival que nos toque, mucho mejor".
Tras la clasificación, el Coruxo entrará a finales de este mes en un sorteo en el que se decidirá su rival en la Copa, que saldrá de entre dieciséis equipos de Primera División -se excluyen Barcelona, Real Madrid, Atlético y Valencia, que juegan la Supercopa– y todos los de Segunda División.
Todo ello gracias a las paradas de un joven portero al que el conjunto de O Vao está interesado en fichar tras su año de cesión, aunque su presidente no quiere que este éxito se le suba a la cabeza. "Es un futbolista en ciernes, que está aprendiendo y necesita seguir creciendo. Luego ya veremos lo que consigue o a dónde llega. Nosotros siempre apostamos por jugadores jóvenes, con ilusión, y Pablo es uno más. El miércoles tuvo cosas buenas y otras que tiene que mejorar, como todos", concluye Falque. n

Más en Deporte local
Comentarios