Deporte local

La ambición del primero

Deporte local

vela copa del mundo

La ambición del primero

"Nuestro nivel puede ser más alto", dice el vigués Nico Rodríguez tras ganar la cita de Miami

La meta es ser la mejor tripulación de 470 del mundo. La mejor. Especialmente, con vistas al oro olímpico en los Juegos de Tokio. De ahí que el vigués Nico Rodríguez y su compañero Jordi Xammar practiquen una exigencia de primer orden. Si el pasado sábado se proclamaron campeones de la cita de la Copa del Mundo en Miami, reeditando el título logrado el pasado año, al día siguiente ya se analiza lo realizado pero no para vanagloriarse, sino para mejorar lo que se pueda. Pese a haber sido primeros.
Sin flagelarse, claro está, porque a una victoria no le hace ascos nadie. Pero sin perder la perspectiva. "Estamos muy contentos después de una competición que ha sido muy intensa. Además, ganar siempre suma y empezar el año haciéndolo sienta muy bien", comenta el vigués al poco de aterrizar en España de regreso. Pero hay un pero: "Sabemos que esta semana hemos cometido muchos errores y nuestro nivel puede ser más alto".
Porque tras una semana un tanto complicado en lo competitivo por lo meteorológico, la tremenda igualdad entre los barcos de cabeza se iba a dirimir en la Medal Race del sábado. "Sabíamos que teníamos que estar delante desde el principio para poder optar a las medallas. La idea era que, una vez pasado el ecuador de la manga, hacer cuentas con los rivales de alrededor para tratar de quedar lo mejor posible", comenta Nico.
Ése era el momento para la táctica de barco contra barco, y fue cuando el vigués y Xammar se hicieron acreedores del oro final. "Vimos que junto a nosotros aguantan Japón y Australia y tratamos de arrinconarlos y ralentizarlos para provocar que alguien los pasase", rememora. Un buen plan, pero que tuvo un susto: "Al final, un barco llegó e incluso nos pasó a nosotros, pero pudimos adelantarlo para acabar ganando". 

El barco más en forma de toda la selección española de vela

La vela siempre ha sido uno de los caladeros en los que el deporte español ha pescado más medallas en los Juegos Olímpicos. Llegar a Tokio lleva siendo el objetivo de un puñado de regatistas de élite entre los que se encuentran los vigueses Nico Rodríguez –ya con el billete en la mano– y Patricia Suárez –que ha clasificado al 49erFX español pero que tiene que confirmar todavía si estará ella en él–. Nico y Xammar son, sin duda, la pareja más fiable. Entre 2019 y 2020 han acudido a once citas internacionales y han subido a nueve podios.

Más en Deporte local
Comentarios