El Pilotes Posada suma dos puntos menos después de cuatro jornadas que en su último descenso

Inicio preocupante

Rudovic trata de llegar a seis metros en el encuentro contra el Alcabendas. Foto: lydia miranda
La derrota del Pilotes ante el Alcobendas despertó ciertas alarmas entre los seguidores del conjunto vigués, pero desde el club llaman a la tranquilidad. Lo cierto es que hace dos campañas, en el regreso a Asobal el cuadro académico, también sumaba dos puntos, mientras que en el último descenso, la cifra era de cuatro puntos después del cuarto partido.
La derrota del pasado sábado del Pilotes Posada en casa ante el Alcobendas despertó ciertas alarmas en el entorno del club por lo inesperado del tropiezo, ya que el club contaba, a priori, con los dos puntos de ese partido. Con este resultado negativo, el cuadro académico acumula tres derrotas y un solo triunfo, el logrado ante el Cangas, que es colista. Sin embargo, tanto el entrenador Quique Domínguez como el presidente Javier Rodríguez piden calma y tranquilidad. Además, el mandatario insiste en que el objetivo del equipo es la permanencia. Los cierto es que hace dos temporadas, en el regreso a Asobal, el Pilotes estaba en la misma situación que ahora, ya que sumaba dos puntos después de las cuatro primeras jornadas. Si bien en esa temporada aún no conocía la victoria, ya que el botín obtenido se debía a dos empates. El Octavio finalizó la campaña en el undécimo puesto, con 20 puntos y sin pasar grandes agobios. Sin embargo, la trayectoria en el inicio del curso pasado fue radicalmente distinta, ya que los de Quique Domínguez realizaron un gran inicio y tras la cuarta jornada estaban situados en el quinto lugar de la clasificación, con seis puntos gracias a tres victorias. Curiosamente, la temporada del último descenso a División de Honor B (2003/04), el cuadro vigués sumaba más puntos que en la actualidad. Aquel año comenzó con dos victorias ante Cantabria y Almería. De esta forma, al término de la cuarta jornada llevaba cuatro puntos. Sin embargo, el equipo se estancó y después no volvería a puntuar hasta el decimocuarto partido, cuando empató con el Arrate. Por lo tanto, las estadísticas dicen que es preciso tener paciencia, pero quizá lo que más preocupe sean las sensaciones del equipo, que parece que no carbura. Además, varias de las incorporaciones como Stefanovic, Pavlovic o Kovin, este último por problemas en una de sus rodillas, están mostrando un redimiento muy lejos de lo esperado.

Te puede interesar