Deporte local

Inestabilidad y calma

Deporte local

traineras play-off act

Inestabilidad y calma

Samertolameu y Tirán realizaron ayer el viaje hacia tierras vascas, donde hoy y mañana se juegan el ascenso.
photo_cameraSamertolameu y Tirán realizaron ayer el viaje hacia tierras vascas, donde hoy y mañana se juegan el ascenso.
Tirán y Meira se juegan en Bermeo (18:20, hoy) y en Portugalete (12:00, mañana) el ascenso
Cuestión de mar, olas y técnica. Necesidad de fuerza, control y ritmo. El play-off de la Liga ACT resuelve esta tarde en Bermeo (18:20, TVG2) y mañana en Portugalete (12:00, TVG2) las dos embarcaciones que se ganan el derecho de remar el próximo año en la máxima categoría del remo de traineras y lo hace en escenarios cercanos, pero totalmente diferentes. Eso sí, ambos perfectamente conocidos por patrones, remeros y aficionados. 
Las embarcaciones moañesas de Samertolameu y Tirán llegan a la cita preparadas, con fe en sus opciones, pero sin el cartel de favoritismo. Eso sí, los pronósticos son los más abiertos de los últimos años porque los cinco barcos aparecen con claras opciones de ganarse una de las dos plazas en juego. Además de la presencia de la "Mar do Con" y "A Terca", estarán Pedreña y San Pedro, las dos primeras de la Liga ARC, y Zarautz, penúltima de la primera división.
El inicio es en el campo de regatas más técnico de toda la temporada. En Bermeo se marca un campo de regatas entre el puerto y la Isla de Ízaro, paralelo a la costa y en la entrada marítima de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Un enclave bello y también de tortura para los barcos porque esta situación de las balizas es también paralela a las olas, que entran de costado. Es decir, totalmente de costado a los barcos y, por lo tanto, una verdadera tortura para remeros, con continuos cambios de niveles en la altura del agua, y patrones, ya que el riesgo de cruzar el barco es constante. Además, la previsión meteorológica para esta tarde es casi criminal. Las olas se levantarán algo más de un metro y el viento entrará por el costado opuesto, de sur. Y lo hará con velocidad, a más de 20 kilómetros por hora. Es decir, el escenario en el Cantábrico será de una inestabilidad extrema con fuerzas contrapuestas. El viento sureño, de los que ensucian la mar, debería favorecer el gesto técnico, fino y explosivo de Samertolameu y también, al menos por costumbre, el navegar de Tirán. No obstante, también gustará a Zarautz, acostumbrado a escenarios de dificultad técnica, pero no tanto a Pedreña. La trainera cántabra, quizás la principal favorita, goza de watios en su interior, pero está por determinar si también de finura suficiente. San Pedro, una ilustre, domina las olas, pero no tanto las situaciones de mar revuelto por viento.
La primera trainera hoy tendrá pie y medio en la Liga ACT y la última quedará prácticamente descartada porque las diferencias mañana, en la calma del río Nervión, acostumbran a ser menores y, en caso de empate a puntos, decide la suma de tiempos de los dos días. Un factor que condenó a Samertolameu en 2018.
Se pasará en 12 horas de una pleamar revuelta a una regata de interior y con la marea en descenso. Será dura, de más fuerza, pero condicionada también por el viento. En todo caso, será preciso tirar de potencia y cambiar la mente. Ritmo alto, pero sin pasarse.n

Más en Deporte local
Comentarios