El Celta Indepo ha completado una primera vuelta casi perfecta tras las dudas del verano

De la incertidumbre al éxito

Miguel Méndez se dirige a sus jugadoras en un tiempo muerto. Foto: archivo

La revelación de la primera vuelta de la Liga Femenina se llama Celta Indepo. El equipo vigués inició la competición con muchas dudas por los múltiples cambios sufridos en la plantilla el pasado verano. Sin embargo, desde el primer partido ha mostrado una eficacia que lo ha llevado a terminar el año en la quinta posición de la tabla.
El Celta Indepo perdió el pasado verano a sus principales referencias de los últimos años. Las bases Maja Miljkovic y Gema García, la alero Alba Torrens y las pívots Laura Nicholls y Agne Ciudariene hicieron las maletas, dejando la plantilla en cuadro. En su lugar llegaron fichajes más acordes a la realidad económica del club, algunas muy jóvenes, como Marina Delgado, Sara Gómez y Olga Maznichenko, y otras más experimentadas, como Egle Stakneviciene, María Pina y Noemí Jordana. Sólo cuatro jugadoras permanecieron de la temporada anterior: Iva Sliskovic, Blanca Marcos, Pilar Valero y Dragana Svitlica. Con estos mimbres, y con la tarea de crear un equipo a partir de cero para las próximas campañas, el Celta se marcó el objetivo de lograr la permanencia. Se presuponía que la temporada iba a ser complicada, sobre todo después de unos amistosos y torneos de verano en los que el grupo no mostraba excesiva consistencia. Sin embargo, al término de la primera vuelta el conjunto vigués ya ha conseguido sobradamente la meta de seguir un año más en la Liga Femenina —marcha quinto con un balance de ocho victorias y cinco derrotas— y estaría clasificado para la Copa de la Reina si la Federación no hubiese decidido este año reducir el torneo a cuatro equipos. Además, las pupilas de Miguel Méndez se han mostrado casi intratables en As Travesas, donde sólo han perdido un encuentro, ante el Cadí La Seu. Una de las claves para el gran comienzo de temporada celeste ha sido el excelente momento de forma de Iva Sliskovic. La pívot croata es una de las jugadoras más valoradas de la Liga (19 de media) y está aportando un promedio de 13,5 puntos y 9,1 rebotes. Por su parte, Stakneviciene se ha convertido en la principal anotadora de un conjunto en la que todas asumen la responsabilidad de sumar, con una media de 14,2 puntos, aunque la lituana baja su rendimiento en el capítulo reboteador (5,3). El tercer vértice de este Celta triunfante está siendo María Pina, alero que ayuda con su altura a aumentar la presencia física del equipo, además de anotar con facilidad (10,6 tantos por choque). Con Noemí Jordana en la dirección y los más de ocho puntos que suman las escoltas Pilar Valero y Blanca Marcos, el conjunto celeste ha competido de igual a igual con todos los rivales, a excepción de los tres grandes —Ros Casares, Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis—, y se ha situado en la zona alta de la clasificación. En el choque que inauguró la temporada, el Indepo ya mostró sus intenciones imponiéndose en la casa del Ibiza (74-79). Después, el equipo de Méndez encadenó cinco victorias consecutivas en As Travesas ante Gran Canaria (70-65), Canoe (89-65), Hondarribia (51-49), Uni Girona (69-65) y Estudiantes (70-62). En medio, cayó en las pistas de Perfumerías Avenida (84-61), Ros Casares (94-75) y Rivas (70-62), aunque fue capaz de vencer al Sóller a domicilio (70-84). El único tropiezo en As Travesas se produjo ante el Cadí La Seu (63-69), cuando las viguesas habían asegurado la permanencia.

Te puede interesar