Atlántico

DIV. HONOR PLATA MASC.

Ilusión de plata en O Rosal

El Acanor Novás empieza hoy el curso con un proyecto para consolidarse en la categoría
Una acción de uno de los encuentros de pretemporada del Acanor Novás.
Una acción de uno de los encuentros de pretemporada del Acanor Novás.
Ilusión de plata en O Rosal
El Acanor Novás comienza hoy la temporada 2019/20 en el Pabellón Municipal de O Rosal (18:00 horas) ante el Club Cisne pontevedrés. Será un curso lleno de caras nuevas. La primera, la del entrenador. Quique Domínguez, que cuenta con experiencia en Asobal al frente del Teucro y del Octavio . En la plantilla, este verano hubo hasta siete incorporaciones: el veterano portero García Lloria, Maxi Mancio, Carlos Pombo, Gabi Chaparro, Héctor Gil, Petter y Roberto Sánchez 'Bicho'. Con el plantel renovado y un nuevo técnico –Isma Martínez, autor del ascenso a Plata hace dos años, entrena ahora al Porriño de División de Honor–, el Novás tiene como principal objetivo no sufrir para lograr la permanencia. "Queremos tratar de consolidar al club en División de Honor Plata", declara Domínguez. "Este año vamos a tratar de sufrir un poco menos para conservar la categoría", añade.
El nuevo entrenador del conjunto rosaleiro advierte que "la temporada se presenta muy igualada, con un salto de nivel en la categoría y muchos equipos que quieran estar en la zona alta. Por lo tanto, habrá una gran lucha en todas las jornadas y desde la primera, se va a poder ver en cada uno de los partidos". Quique Domínguez no se fía de ninguno de sus rivales y comenta que "no hay ningún equipo que destaque mucho por encima de los demás. Hay equipos potentes, proyectos fuertes que aspiran a estar en la zona alta de la tabla. Pero ahí no hay sitio para todos, por lo que cada uno de los partidos será de máxima disputa y de enorme igualdad".
Ahí entra en juego la escuadra del Acanor Novás. Entre veteranos experimentados, canteranos y jugadores consolidados dentro de la entidad, su técnico cree que "es una plantilla para poder competir y disputar cada uno de los partidos que tenemos por delante y después la competición nos pondrá en nuestro sitio". Domínguez valora los jugadores a los que dirigirá durante el curso: "Hay una buena mezcla de jugadores jóvenes, experimentados, que ya estaban y que han llegado. Además, en su mayoría, todos pueden atacar y defender y son versátiles, por lo que pueden actuar en distintos puestos". 
El otro secreto para el éxito del equipo de O Rosal reside en su afición. Este año, el club está muy cerca de lograr la cifra de 1.000 abonados, lo que supondría un sexto de la localidad del Baixo Miño. Domínguez se deshace en elogios: "La manera que se tiene aquí de vivir el balonmano y de apoyar al equipo es especial. Es un pueblo pequeño pero que vive este deporte con una enorme pasión y muchísima ilusión, y eso se traslada al equipo. Hay un gran deseo por parte de todos de que las cosas vayan bien". Si todos ponen de su parte, O Rosal vibrará con el Acanor Novás en una gran temporada. Pero, en palabras del propio entrenador: "El tiempo dirá".n