El Rápido de Bouzas se quedó en el empate ante el Pontevedra

Igualada agridulce

Rápido de Bouzas y Pontevedra B saldaron con empate un partido igualado, que pudo caer para cualquiera de los dos bandos, a pesar de que los locales tuvieron más ocasiones. Los vigueses se quedan duodécimos en la tabla con siete puntos.
Volvió a comenzar mal el Rápido de Bouzas, que a los cuatro minutos encajó un gol, merced a un penalti dudoso, que transformó Carlos para los granates. Pronto llegó la reacción de los locales, por medio de su pareja atacante: Víctor y Jaco. El segundo provocó un penalti al cuarto de hora que transformó el mediapunta. En el ecuador del primer tiempo, Víctor sacó a relucir el guante que posee en la pierna derecha y envió el balón a la escuadra de Javi Díaz en una falta directa. El Rápido tuvo ocasiones para ampliar la ventaja en la primera mitad, pero no lo hizo y tras el descanso sufrió un bajón en el rendimiento, quizá fruto de la acumulación de partidos. El Pontevedra lo aprovechó y se fue en busca del empate, que no consiguió hasta el tramo final, cuando faltaban diez minutos. Posteriormente, Víctor y Cris tuvieron sendas ocasiones pero no las supieron materializar.

Te puede interesar