Deporte local

Hugo Mallo reclama cuidado

Deporte local

CELTA

Hugo Mallo reclama cuidado

Hugo Mallo pelea un balón aéreo con Álvaro Morata junto a Joseph Aidoo en el estadio de Balaídos.
photo_cameraHugo Mallo pelea un balón aéreo con Álvaro Morata junto a Joseph Aidoo en el estadio de Balaídos.
El capitán prioriza cumplir su contrato en el Celta pero no descarta salir en este mercado tras un curso complicado

Hugo Mallo se sabe un referente para el celtismo. Sus once temporadas en la primera plantilla celeste lo sitúan ya en la historia del Celta como el segundo futbolista en número de partidos en Primera División, sólo superado por Alexander Mostovoi y sólo por cuatro partidos. De hecho, de haber tenido una temporada habitual para el marinense (235 y 231), a estas alturas ya habría alcanzado esa cima estadística. Pero la campaña, muy dura en lo colectivo, ha sido especialmente sufrida en el caso del capitán, lastrado por problemas físicos que culminaron con su titularidad en el último partido pese a tener un dedo roto en el pie derecho.
Todas estas circunstancias provocan que lo que se da por sentado, la continuidad de Mallo en el vestuario celeste, tenga matices. Desde su entorno se reconoce que los meses duros pasados cambian ligeramente la situación respecto a anteriores mercados y no se descarta la posibilidad de dejar el club vigués este verano si apareciese una opción que convenza al jugador y no desagrade a la entidad. Es una posibilidad y como tal hay que tomarla. Claro que hubo muchos veranos en los que ni tan siquiera se dio esa posibilidad porque el propio interesado ni se la planteaba.
Desde hace tiempo se ha relacionado a Mallo con el fútbol inglés. De hecho, hace dos años, una oferta desde las islas llevó a una rápida negociación para renovar el contrato del marinense hasta junio de 2023. En ese momento, las dos partes se comprometieron a una relación larga, pero el mundo del fútbol da muchas vueltas.
Cierto es que al capitán le atrae el fútbol inglés y que, a nivel económico, éste sigue siendo más fuerte que el español pese a la pandemia del coronavirus Covid-19. Pero no lo es menos que Mallo está muy identificado con el club de su vida y que, indican, siempre lo tendrá como primera opción. Pero requiere cuidado.

El tercer curso con menor presencia

nnn En sus once temporadas en el primer equipo del Celta, Hugo Mallo sólo ha jugado menos minutos que la recién terminada en dos ocasiones: en la primera, cuando Eusebio Sacristán apostó por él con sólo 18 años en Segunda; y en la del debut en Primera, cuando en el mes de enero sufrió una grave lesión de rodilla que le impidió jugar más. El dato da cuenta de lo complicado del curso que acaba de terminar para el canterano, que a pesar de todo ha superado los 2.000 minutos (2.119) y ha participado en 29 partidos, 24 de ellos como titular. Números para nada despreciables pero que sí suponen un bache para un jugador acostumbrado a rondar y superar los 3.000 minutos.
Mallo fue una gran noticia en 2009 cuando se saltó el filial y se hizo con un sitio en el primer equipo con sólo 18 años, llegando desde el conjunto juvenil directamente. Se forjó en Segunda División durante tres años y después fue de los que menos acusó el salto a Primera. Lleva más de una década siendo del lateral derecho titular del equipo celeste.
El curso recién terminado ya lo empezó con problemas físicos durante la pretemporada, lo que le impidió alcanzar un punto de forma ideal. Con todo, después de las tres primeras jornadas, ya ocupó su puesto de titular pero sin alcanzar el rendimiento de otrora salvo en algún encuentro aislado. El final de año lo encontró de nuevo dolorido y con Kevin Vázquez dando el nivel en su puesto cada vez que faltaba. A partir de ahí, el número máximo de encuentros seguidos que hiló fue cuatro para acabar jugando con un dedo roto del pie y con el agobio del posible descenso encima.n 

Más en Deporte local
Comentarios