Atlántico

BALONMANO

El Guardés pierde un partido loco en casa

El Mecalia Guardés cedió en su primer partido en A Sangriña esta campaña, en un partido loco en el que la conexión Guarieiro-Cissokho fue demasiado para un equipo que, sin embargo, derrocha energía.
El Mecalia Guardés no pudo con el Granollers ayer en A Sangriña.
El Mecalia Guardés no pudo con el Granollers ayer en A Sangriña.
El Guardés pierde un partido loco en casa

Sí, el conjunto de Prades no pudo sumar su segundo triunfo en el campeonato tras la excelente victoria en Elche, pero dejó sensaciones interesantes, buenos mimbres e incluso un punto de fantasía con la lusa Patricia Lima como central. Y todo ante un adversario que es candidato a mucho, visto lo que demostró en A Guarda.
Quien sea resultadista verá el vaso medio vacío. El Mecalia empezó mal (1-3), se desmelenó (7-4) y no supo mantener un cierto equilibrio en el primer periodo, aunque bregó en defensa. Pero en la segunda jornada, con toda esta larga y parcelada temporada, por ahora nada es irremediable.
De 3-4 se pasaba a 7-4 gracias a Campos, a un par de paradas de Carratú (una fue un penalti), a una falta de ataque de Cissokho, a que Lima marcaba con lanzamiento que escondía hasta el final y a que el Guardés definía también a la carrera (Valero).
La defensa gallega se cerraba sobre Cissokho con excelentes ayudas, pero un par de ataques perdidos por Lima unidos a que Giulia también corría, volteaban el electrónico (10-11). Al mérito del rival se unía cierto infortunio: penalti a la madera que rebotaba en el cuerpo de Carratú. Al descanso, uno abajo (11-12).
Lo que Prades y sus jugadores no pudieron resolver fueron las pifias absurdas del segundos periodo. Nueve balones perdidos, errores no forzados, son un carro de regalos ante un oponente que también aspira a estar arriba. Asistencia de Guareiro a Cisshoko para el 11-13, balón perdido, la pivote otra vez (11-14), nuevo balón regalado, gol de Capdevila desde el extremo (11-15). Demasiado. El Mecalia necesitaba casi tres minutos para anotar (los mejores momentos de Rosario Urban, 12-15) y tenía que remar con viento en contra.
El regreso de Lima al mando de las operaciones acercó a las gallegas (18-21). Fueron momentos brillantes, con defensa, velocidad ante un rival que ralentizaba el partido como peaje para jugar con Cissokho, y llegaban un par de defensas, de paradas y Valero (21-23). Sin embargo, la suerte no estaba de cara. Sempere se plantaba sola para marcar pero fallaba y, aunque siguió en el partido, el Guardés acabó pagando sus errores. 

Mecalia Atlético Guardés (11+15):
Meriem Ezbida, África Sempere (3), Sandra Santiago (1), Martina Mazza (2), Carmen Campos (4), Lorena Pérez (2), Sara Bravo, Estefanía Descalzo, Paulina Pérez (2), Patrícia Lima (4), Cris Barbosa (1), Rosario Urban (2), Sarah Valero (5), Carla Gómez y Marisol Carratú.
KH-7 Granollers (12+18): 
Wiggins, Imane Ben Chayhab (1), Gassama (6), Vila (1), Torras, Sarandeva, Lepère (2), Guareiro (10), Vegué (7), Prelchi, Mera, Romero, Monteiro y Capdevila (1). 
Parciales: 
1-3, 1-3, 3-3, 7-5, 9-8,  11-12 (descanso), 
12-16, 15-19, 17-21, 21-23, 23-27 y 26-30. 
 Árbitros: 
Jesús A. Menéndez y José C. Friera (Asturias). Excluyeron a Pérez y Gómez por parte de las locales y Guareiro por parte de las visitantes. 
Incidencias: 
Partido de la segunda jornada de División de Honor femenina, disputado en A Sangriña ante 400 espectadores.