Atlántico

BALONMANO

El Guardés logra un heroico empate en casa del Bera Bera

El Mecalia perdía por siete goles en los primeros minutos de la segunda parte

Naiara Egozkue fue la máxima anotadora del Mecalia Atlético Guardés en San Sebastián con ocho goles.
Naiara Egozkue fue la máxima anotadora del Mecalia Atlético Guardés en San Sebastián con ocho goles.
El Guardés logra un heroico empate en casa del Bera Bera

El Mecalia Atlético Guardés obtuvo ayer un meritorio empate en la pista del Bera Bera, campeón de la División de Honor femenina las dos últimas temporadas. El punto sumado por el equipo de Manu Etayo no es bueno sólo por la dificultad del rival, sino por el modo en que se produjo. Y es que el conjunto del Baixo Miño perdía por siete goles en los primeros compases de la segunda parte y fue capaz de igualar la contienda e incluso de disponer de un último ataque para lograr la victoria.
El Guardés viajó a San Sebastián con dos bajas sensibleas, las de la internacional española Nuria Benzal y la bielorrusa Alesia Kurchankova. Sin embargo, fue capaz de plantar cara a un Bera Bera que cuenta en sus filas con un buen número de internacionales.
El primer cuarto de hora de partido resultó muy igualado (6-5, min. 17), pero un parcial de 5-1 colocó a las donostiarras cinco goles arriba a escasos minutos del descanso (11-6, min. 25). El Guardés fue capaz de acercarse en el marcador para alcanzar el intermedio sólo tres tantos abajo (12-9, min. 30). Sin embargo, los primeros compases de la reanudación fueron un auténtico despropósito para las guardesas.
El Mecalia fue incapaz de para a su rival tras el paso por vestuarios y un parcial de 4-0 en apenas tres minutos, con tres goles de Alba Menéndez, dejó al Bera Bera con una cómoda ventaja de siete tantos (16-9, min. 33).
Todo parecía perdido, pero el Guardés no se rindió. Poco a poco, el equipo de Manu Etayo fue recortando diferencias en el electrónico gracias a su excepcional trabajo defensivo y al acierto en ataque de Naiara Egozkue y Isabel Guialo, autoras de 14 de los 22 goles del conjunto del Baixo Miño en el pabellón de Bidebieta.
En apenas diez minutos, el Mecalia pasó del 17-10 (min. 36) al 19-18 (min. 47) tras un parcial de 2-8 que le metía de nuevo en el partido. A partir de ahí, cada ataque valía su peso en oro y ambos equipos hicieron gala de sus enormes cualidades defensivas.
El Guardés se había quedado a un paso de la remontada, pero no consiguió empatar la contienda hasta que Egozkue firmó su octavo tanto a apenas minuto y medio para el final. Ya no se movería el 22-22, aunque el Mecalia disfrutó de un último ataque en el que pudo haber completado una auténtica hazaña.

Bera Bera (12+10):
Ana Temprano, Azanza, Arrojería (2), Arizaga, Ezkurdia, Alba Menéndez (3), Maialen Múgica (1), Patricia Elorza (5), Maitane Echeverria, Zugarrondo, Eli Pinedo (4), Matxalen Ziarsolo (6), Ana Martínez (1), María Núñez, Silvia Ederra.
Mecalia Atlético Guardés (9+13):
Cristina Maestro, Ana Cerqueira (1), Naiara Egozkue (8), Estela Doiro (1), Inés Hernández (3), Isabel Guialo (6), Anthía Espiñeira (1), Irene Sánchez, Arima López, Liliana Venancio (1), Juliana Machado (1), Antía Ferreira, Laura Morais.
Parciales:
3-2, 5-4, 6-4, 7-5, 10-6, 12-9 (descanso), 16-10, 17-14, 19-16, 20-18, 21-19, 22-22.
Árbitros:
García Serradilla y Marín Lorente (catalanes). Excluyeron dos minutos a Alba Menéndez (2), Patricia Elorza (2), Matxalen Ziarsolo, María Núñez, Ana Cerqueira, Naiara Egozkue, Antía Ferreira y Manu Etayo, técnico del Guardés.
Incidencias:
Partido correspondiente a la novena jornada de División de Honor disputado en el pabellón de Bidebieta ante unos 250 espectadores.