BALONMANO

El Guardés se fía a la heroica europea

El equipo de Manu Etayo perdió por cinco goles el primer partido contra el Byasen Trondheim y hoy buscará la remontada en A Sangriña (18:00)

La jugadora del Mecalia Atlético Guardés Inés Hernández lanza a portería durante el partido de ayer en A Sangriña.
La jugadora del Mecalia Atlético Guardés Inés Hernández lanza a portería durante el partido de ayer en A Sangriña.
El Guardés se fía a la heroica europea

El Mecalia Atlético Guardés salió vivo ayer del primero de los dos partidos que afrontaba este fin de semana en el pabellón de A Sangriña ante el Byasen Trondheim noruego, su rival en la tercera ronda de la Recopa de Europa. A priori, el conjunto nórdico era superior al del Baixo Miño, pero las pupilas de Manu Etayo plantaron cara a su adversario en todo momento y protagonizaron un duelo muy igualado que se acabó decantando a favor de las noruegas por una renta de cinco goles, la máxima ventaja de la que llegaron a disponer en todo el encuentro. La remontada es difícil pero posible, por lo que el Guardés se aferrará a la heroica para intentar darle la vuelta a la eliminatoria en el partido que se celebra esta tarde a partir de las 18:00 horas en A Sangriña.
El Mecalia vive su segunda experiencia continental tras el histórico debut de la temporada pasada –era la primera vez que un equipo de balonmano femenino gallego jugaba en Europa– y el resultado del encuentro de ida mejoró considerablemente lo acaecido entonces con el poderoso Zvezda ruso, que sentenció la eliminatoria con un contundente 36-15 en su cancha. En esta ocasión, el Guardés salió mucho mejor parado ante un adversario con un bagaje superior en competiciones europeas (el año pasado cayó en semifinales ante precisamente el Zvezda) pero que en el presente ejercicio ha perdido algo de potencial.
Arropado como es costumbre por su afición, el Guardés protagonizó un magnífico inicio de partido. Cuatro tantos consecutivos de la angoleña Guialo situaron a las guardesas tres goles arriba (4-7) en los primeros compases de la contienda, en los que el técnico del Trondheim, Claus Leth Mogensen, se vio obligado a pedir su primer tiempo muerto.
Tras el imponente inicio de las guardesas, el Byasen reaccionó de un modo no menos contundente. Le dieron la vuelta al partido con un parcial de 9-1 con el que alcanzaron una ventaja de cinco goles (13-8). Ése sería su tope a lo largo del partido. El cuadro noruego volvería a ponerse cinco tantos arriba en varias ocasiones, pero nunca superaría tal brecha en el marcador.
El Guardés apretó en defensa y, poco a poco, fue reduciendo su desventaja. Sin embargo, el resultado no acababa de reflejar su mérito en la pista por su escaso acierto desde los siete metros. En el marcador campeaba un 16-12 cuando falló su tercer penalti. De este modo, el Trondheim fue capaz de llegar al descanso con su máxima ventaja de nuevo en el electrónico (19-15).
El segundo tiempo fue diferente, sobre todo por la intensidad defensiva de las gaurdesas, que redujo casi a la mitad la aportación del Byasen en ataque. 19 goles hicieron las noruegas en la primera media hora de partido y sólo 11 en los segundos treinta minutos. Pero el Mecalia no sólo fue capaz de contener las acometidas del Trondheim para evitar que las nórdicas se fueran en el marcador, sino que incluso llegó a soñar con una victoria que durante muchos minutos pareció más que factible.
Un pacial de 3-6 tras el paso por vestuario situó al cuadro de Manu Etayo a sólo dos goles del equipo que ayer ejercía de local, que sin embargo evitó que las jugadoras de A Guarda se acercasen más en el marcador (22-20, 25-23).
Tras un colosal esfuerzo, el Mecalia no pudo mantener el ritmo y acabó cediendo de nuevo ante un Byasen que acabó el partido con esa máxima ventaja de cinco goles, tantos como lanzamientos de siete metros fallados por las pupilas de Manu Etayo.

Byasen Trondheim (19+11):
Odegaard, Aardahl (4), Kristin Venn (4), Gundersen (4), Bekken (2), Holstad, Andrea Pedersen, Arntzen (5), Jacobsen (4), Hernes, Hjertner (7), Dyrdal, Marte Pedersen, Groetan.
Mecalia Atlético Guardés (14+11):
Cristina Maestro, Ana Cerqueira, Naiara Egozkue, Estela Doiro (8), Inés Hernández (3), Kurchankova, Irene Sánchez, Isabel Guialo (9), Anthia Espiñeira (3), Arima López, Liliana da Silva, Juliana Machado, Lucía Rodríguez, Teresa Ferreira (1), Laura Morais (1).
Árbitro:
Robin Sager y Stefan Styger (SUI). Excluyeron a las jugadoras del Byasen Trondheim Kristin Venn (2), Maren Gurdensen y Emilie Arntzen y a las jugadoras del Guardés Inés Hernández (2) y Juliana Machado.
Incidencias:
Partido de ida de la tercera ronda de la Recopa de Europa disputado en el pabellón de A Sangriña (A Guarda) ante unos 650 espectadores.