Viana y Sánchez anuncian que emprenderán “acciones legales contra el consejo de administración”

El grupo opositor tratará de nombrar a dos consejeros a principios de 2010

La asamblea no fue sino el primer capítulo de un enfrentamiento directo entre Carlos Mouriño y su grupo opositor. De hecho, los abogados Sergio Sánchez y Pablo Viana anunciaron que emprenderán acciones legales contra la actual directiva y que planean convocar una junta extraordinaria para nombrar dos nuevos consejeros.
La junta celebrada ayer tuvo un final abierto, puesto que el grupo opositor anunció nuevas medidas de presión para principios de 2010. Por un lado, Pablo Viana indicó que plantean convocar una junta extraordinaria de accionistas para el primer trimestre del próximo año en el que intentarán hacer valer su derecho a nombrar a dos consejeros merced al porcentaje accionarial (15,9%) que poseen sus representados. En cualquier caso, el letrado vigués aseguró que su objetivo es llegar a un acuerdo en este caso con los responsables de la entidad y evitar los juzgados. No será así, sin embargo, en lo referente a la reducción de capital aprobada ayer en asamblea. Y es que tanto el propio Viana como Sergio Sánchez, abogado del ex céltico Diego Placente, aseguraron que piensan emprender ‘acciones legales’ contra del actual consejo de administración. ‘Entendemos que con este acuerdo están poniendo en peligro la viabilidad del Celta’, razonó Sánchez. ‘Creemos que hay un fraude y que se puede haber obrado con mala fe, por lo que ejercitaremos una facultad legal. Vamos a llevar a cabo una demanda concursal’, dijo Viana. En este sentido, el director general de la entidad, Antonio Chaves, justificó la reducción de capital e hizo una llamada a la unidad del celtismo: ‘Este consejo propone una reducción que puede tildarse de drástica, pero la realidad del Celta, sin entrar de dónde viene o quién la ha producido, es que arrastramos unas pérdidas de ejercicios anteriores muy grandes. Si la ampliación se hubiese suscrito no sólo por capitalizaciones sino también por aportaciones dinerarias, no estaríamos en causa de disolución. Tenemos que estar orgullosos porque por fin podemos decir que no somos una sociedad en estado de quiebra contable’.

Te puede interesar