Atlántico

CELTA

Goles que cambian un partido

Celta y Espanyol protagonizaron un partido de clara alternancia en el juego que acabó en un justo empate. El equipo blanquiazul dominó desde su gol, a la media hora, hasta el gol de Maxi, en el minuto 71, y a partir de ahí fueron los celestes los que tomaron el mando, aunque no lograron culminar con un nuevo tanto.

Borja Iglesias dispara ante David Costas y Hugo Mallo en el encuentro de ayer.
Borja Iglesias dispara ante David Costas y Hugo Mallo en el encuentro de ayer.
Goles que cambian un partido

Jozabed y rotación de centrales
Escribá apostó por Jozabed Sánchez para suplir la baja por sanción de Boufal y aplicó las rotaciones por la acumulación de partidos en el centro de la zaga, donde David Costas y Hoedt entraron en sustitución de Cabral y Néstor Araujo. Fueron los únicos tres cambios en el once con respecto al que venció el sábado anterior al Girona.

Comienzo eléctrico
El partido comenzó con un ritmo alto y los dos equipos buscando la portería rival. A los dos minutos, Lucas Olaza vio el desmarque de Aspas por el centro, el moañés avanzó y cedió a Hugo Mallo, que dentro del área remató defectuosamente y Diego López detuvo sin problemas. En la meta del Celta, Borja Iglesias y Wu Lei empezaban a poner en aprietos a la defensa viguesa.

Juego entre líneas
Ni Lobotka ni, sobre todo, Okay estaban al nivel del pasado fin de semana y eso lo aprovechó muy bien el Espanyol para jugar entre líneas y amenazar a la zaga celeste. En el minuto 33, un toque sutil de Marc Roca tras una combinación local dejó a Wu Lei solo ante Rubén, que se quedó a media salida, y el atacante chino abrió el marcador.

Del dominio local...
El Espanyol manejó el balón durante largos minutos en los que el Celta estuvo a su merced. Salvo un remate al palo de Iago Aspas en el inicio de la segunda parte, el juego y las ocasiones fueron para los locales, que pudieron hacer el segundo.

...A la reacción celeste
Todo cambió en el minuto 71, cuando una contra llevada entre Maxi Gómez y Iago Aspas terminó con asistencia del moañés y gol del uruguayo. A partir de ahí, con Jozabed como mediocentro junto a Lobotka, el Celta se adueñó del partido y pudo llevarse el triunfo.