La competición se parará entre el 16 y el 19 de abril de Primera a Tercera por las deudas de los clubes con los jugadores

Los futbolistas van a la huelga

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) tomó ayer una decisión histórica. El organismo que preside el ex futbolista de Levante y Alicante, entre otros, Luis Rubiales ha convocado una huelga para el fin de semana que va del 16 al 18 de abril, parón que afectaría a todos los partidos de Primera, Segunda, Segunda B y Tercera División, teniendo en cuenta que la directiva de la AFE asegura que el apoyo del gremio a la medida es de ‘prácticamente el 100%’.
La razón que ha llevado a los futbolistas a paralizar la competición es la ingente deuda que clubes de todas las categorías tienen con sus jugadores, situación que consideran irá a peor ahora que la temporada se acerca a su fin y se prevé que varios clubes se acojan a la Ley Concursal, como en tiempos recientes hicieron Real Sociedad, Murcia, Levante, Málaga, Las Palmas, Sporting o Celta, entre muchos otros. De hecho, ayer mismo se unió a este grupo el Albacete. La AFE aseguró en su comunicado que la situación económica de algunos futbolistas es ‘dramática’ y ‘desesperada’. Se trata, obviamente, de jugadores que no perciben los sueldos millonarios que se abonan en Primera División y, por consiguiente, no pueden salir adelante sin las mensualidades que les deben sus clubes de pertenencia. Entre los partidos suspendidos estarían el Madrid-Valencia, el EspanyolBarça o el Celta-Betis. En el vestuario celeste son minoría los futbolistas afiliados a la AFE, pero fuentes consultadas aseguran que no es un factor a tener en cuenta y que la inmensa mayoría de los jugadores secundará la huelga. Sea como fuere, existe la posibilidad de que ésta no se lleve finalmente a cabo, puesto que la AFE ha concedido dos semanas de plazo al Consejo Superior de Deportes, la Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional para llegar a un acuerdo satisfactorio.


Queco Piña: 'La situación es insostenible'
Entre los miembros de la nueva directiva de la AFE está el ex portero de Celta, Racing de Ferrol y Alicante, entre otros, Queco Piña. El cancerbero aseguró ayer a este periódico que ‘hemos dado dos semanas de margen para el diálogo y si no se atienden nuestras reivindicaciones y no nos dan garantías, haremos uso del derecho a la huelga que recoge la Constitución’. ‘Esto se tenía que haber cortado antes. La situación es insostenible’, explica Piña, que asegura que el respaldo a la decisión de la AFE es mayoritario entre los futbolistas: ‘La huelga estará secundada prácticamente al 100%, si no al 100%. Hemos estado en contacto con todos los equipos y la gente sabe que hay mucho en juego’. La reivindicación de la AFE es simple: ‘Queremos que se cumplan nuestros contratos, que los clubes cumplan con lo que han firmado’. Y Queco Piña considera que la solución es viable. ‘Hay mecanismos de sobra. Sin ir más lejos, la LFP se niega a cumplir el convenio de colaboración que firmamos en su día y que especifica que se hará cargo de los impagos’, señala. El guardameta gallego no diferencia entre clubes de Primera o Tercera: ‘Las garantías de pago conciernen a todos. Es una situación que va a más, una bola que ha ido creciendo y que tenemos que parar’, comenta. ‘Hay jugadores que lo están pasando mal por el dinero que se le adeuda del año pasado y, a corto plazo, creemos que puede haber más problemas’, añade el directivo de la AFE. Por otro lado, Queco Piña, que en estos momentos no tiene equipo, señala que ‘esta situación también perjudica a los clubes que hacen bien las cosas. Se está adulterando la competición’.

Te puede interesar