En un partido que no fue brillante por parte del Celta, el lateral vigués acabó siendo el más regular en cuanto a rendimiento

Fiabilidad plena para el lateral zurdo

Jonny (derecha) celebra con el resto de sus compañeros el primer gol de anoche, obra de Cabral.
No fue el de ayer un partido brillante para el Celta. Apenas destellos de calidad salpicaron ríos de trabajo, en gran parte defensivo. Sobre un césped que ejerció de un enemigo más, el físico y la valentía cobraron gran importancia. Y ahí aparece Jonny.

El canterano empezó la temporada fuera ya no del equipo, sino incluso de los planes del entrenador. Pero fue alcanzar un punto de forma óptimo y convertirse en fundamental en el lateral izquierdo de la defensa. Ayer, cerró con candado su banda, trabajó apoyando a los centrales cuando se le necesitó e incluso apareció en ataque no sólo con fuerza, sino con cierto punto de serenidad.

En un partido de pelea, Jonny dio una vez más razones para felicitarse por la espléndida pareja de laterales canteranos que conforma con Hugo Mallo. No marcará goles, pero sostiene al equipo en lo bueno y en lo malo.n

Te puede interesar