Atlántico

JORGE CASTRO. VIGO

Evolucionar y acertar

El Celta B recibe al Melilla (16:00, Barreiro) con el objetivo de sumar la primera victoria
Moha, del Celta B, en el partido del pasado domingo
Moha, del Celta B, en el partido del pasado domingo
Evolucionar y acertar
Tiempo, tan necesario y tan escaso en el fútbol. El Celta B dirigido por los hermanos Jacobo y Marcos Montes suma tres partidos y ocupa la última plaza de Segunda División B con un único punto, eso sí, con un partido menos que el resto de rivales salvo el Melilla, su oponente esta tarde en un enfrentamiento correspondiente a la segunda jornada y aplazado en su día por la huelga de pilotos de Iberia. 
El duelo se recupera hoy en Barreiro y Jacobo Montes reconoce que "estamos con ganas de disputar el partido porque queremos resarcirnos del domingo –en el que cayeron 0-2 ante el Marino– porque, además de no ser bueno, el resultado fue muy injusto. Queremos brindar a la afición la primera victoria". El filial céltico suma un único punto tras dos derrotas y una única igualada. Una situación que no es cómoda y el técnico de Redondela expresa que "al equipo le falta tiempo y acople. Hoy tuvimos el primer entrenamiento donde nos juntamos más del 90% de la plantilla. Por necesidad del primer equipo, muchos jugadores entrenan con el A y esto es algo habitual, pero por nuestra forma de entender el juego, es algo que nos condiciona porque necesitamos mucho trabajo, acoples y conocernos bien. Tenemos que hacer un equipo, aparecieron ciertos brotes verdes, pero estamos lejos de lo que queremos". 
Un tiempo necesario para trabajar y evolucionar, pero que no siempre se concede en el fútbol y que es más complicado de encontrar en un conjunto filial como el céltico que, además, está caracterizado por la renovación de la plantilla y también por la juventud de sus futbolistas. 
"Necesitamos automatismos y todavía algunos futbolistas entrenaron hoy (ayer para el lector) con nosotros. Es complicado, pero sabemos que en un filial esto es así. Iremos un poco más lentos, pero la confianza en la plantilla es absoluta porque tenemos juventud y mucha calidad. Igual el domingo, con un equipo más experimentado, no perdíamos el partido, pero fuimos a por la victoria", explica Jacobo Montes. Una situación que buscará cambiar el técnico esta tarde porque "ya se vieron algunos brotes verdes" y porque "el Melilla tiene mucha calidad individual y están en proceso de formación con mucho jugador nuevo y también un preparador nuevo. Tiene calidad y con nivel en determinados jugadores, especialmente en la parcela ofensiva. Sufren algo en las transiciones, pero son un equipo en construcción, como nosotros". 
Por lo tanto, la previsión es de un partido atractivo en Barreiro y para el que Jacobo Montes cuenta con la única baja de Alberto Solís. A esto se añade que, seguramente, el técnico incluya algún que otro cambio en relación al duelo ante el Marino del pasado domingo. El objetivo es sumar los tres puntos y evitar continuar en la última posición de la tabla clasificatoria porque, más allá de ser la cuarta jornada, es una circunstancia que pesa en lo anímico. n