El técnico celeste dice que “es una pena tenerlo así” y que “nos conviene poder gestionarlo”

Eusebio aboga por que el Celta asuma el mantenimiento del césped de Balaídos

El campo de Balaídos ha sufrido tres enfermedades este verano. Foto: j.v. landín
El mal estado del césped de Balaídos es una preocupación más para Eusebio Sacristán. El técnico asume que no le corresponde al club su cuidado, pero aboga por buscar fórmulas que permitan que sea así.
El mal estado del césped de Balaídos ya es motivo de debate interno en el Celta. El campo sigue presentando el mal aspecto que tenía hace 15 días y volverá a jugar en contra del fútbol combinativo por el que aboga Eusebio Sacristán. Así, el técnico celeste lamentó ayer esta situación y confió en que varíe pronto: ‘El césped está muy parecido a cómo se encontraba hace 15 días, no ha habido una gran mejoría. Nos dicen que para el próximo partido estará bien. Confiemos en que así sea’. El entrenador vallisoletano explica que el césped influye de forma importante en el desarrollo del juego. ‘Es una pena tener el campo así. El balón rueda bien, pero tiene más opciones de que se ponga irregular a lo largo del partido’, razona el máximo responsable del banquillo celeste.

Autogestión
Eusebio considera un factor relevante el cuidado del piso de Balaídos. Por eso, incluso valora la necesidad que cambie el hecho de que su mantenimiento no sea directamente controlado por el propio Celta. ‘Tenemos que buscar soluciones para este tema. Balaídos es un estadio municipal en el que jugamos nuestros partidos, pero hay que pensar en nuestros intereses’, sostiene el técnico. En ese sentido, apunta que ‘nos conviene poder gestionar todo lo que vamos a utilizar’. El entrenador piensa en voz alta y considera que ‘tenemos que buscar soluciones para que nosotros podamos tomar decisiones para disponer de las condiciones que nos interesan’. Por ahora, el césped es responsabilidad del Concello, que tiene contratados a un técnico, José Manuel Calderón, y a una empresa de mantenimiento.

Te puede interesar