Atlántico

CELTA

Estrada Fernández, un mejor recuerdo blanco que celeste

El catalán Xavier Estrada Fernández, que vive su undécima temporada en Primera División, es el árbitro designado por la Federación Española para impartir justicia este sábado en el encuentro de la primera jornada que enfrentará a Celta y Real Madrid en Balaídos.
Xavier Estrada Fernández.
Xavier Estrada Fernández.
Estrada Fernández, un mejor recuerdo blanco que celeste
Se trata de un colegiado con una larga carrera en la élite del que tendrán mejor recuerdo los aficionados blancos que los celestes por lo sucedido en el pasado.
Con el Celta ha coincidido en 22 ocasiones, con un balance de 5 victorias, 10 empates y 7 derrotas. La relación viene de largo, pues conjunto vigués y colegiado coincidieron ya en Segunda hace más de una década –temporada 2007/2008–, pero lo cierto es que los últimos encuentros no han sido especialmente felices para los célticos, que no han logrado ganar en ninguna de las citas ligueras más recientes con Estrada Fernández pitando. La última ocasión en la que sí salió victorioso fue en la temporada 2013/2014, en la visita al Málaga que terminó, eso sí, con un contundente 0-5.
En Balaídos, los números celestes con este árbitro son todavía menos halagüeños: en sus diez visitas en Liga, únicamente salió vencedor en la primera –un 4-1 ante el Granada 74 en Segunda División en la campaña 07/08–. Después, seis empates y tres derrotas: las dos últimas –0-1 ante el Betis la pasada campaña y 0-1 ante el Villarreal en la anterior– y, precisamente, en el único duelo de los vigueses con el Real Madrid que ha dirigido hasta el de este sábado –1-2 en la 12/13, con goles de Aspas y dos de Cristiano Ronaldo–.
Del otro lado, el Real Madrid nunca ha perdido en Liga estando Estrada Fernández presente en el campo, lo que ha sucedido ya en 14 ocasiones. El balance es de 11 victorias, incluida la mentada ante el Celta, y únicamente tres empates. La única ocasión en la que el conjunto blanco cayó ante su rival en un encuentro dirigido por el catalán fue en la Copa del Rey de la campaña 10/11, en la visita al Levante en la ida de los octavos de final (2-0).