‘Cometeremos más errores de los normales, perderemos más balones, estaremos desfondados en los últimos minutos’

‘El equipo está en pañales, pero no vamos a renunciar a la victoria’

El técnico del Ciudad de Vigo Básquet, Manuel Povea, el martes durante la presentación oficial del equipo. Foto: j.v. landín
El Ciudad de Vigo Básquet se estrena mañana en la Adecco Oro contra el Mallorca (As Travesas, 21:00). Después de apenas una semana de pretemporada, Manuel Povea (Córdoba, 1969) es consciente de las carencias con las que su equipo afronta el primer tramo de competición, pero asegura que pelearán ‘a muerte’ por cada partido.
—Afrontan el primer partido de Liga tras una pretemporada de apenas una semana. No es lo ideal.

—No, tendremos que preparar al equipo al mismo tiempo que competimos. Normalmente, en pretemporada, estás centrado en tu conjunto. Luego, en Liga, le prestas más atención al contrario. Ahora, trataremos de hacer las dos cosas a la vez, pero el equipo está en pañales, los jugadores no han adquirido aún todos los conceptos.

—¿Lo lógico es que se pierdan los primeros encuentros?

—Bueno, intentaremos ganar todos los partidos, no vamos a renunciar a la victoria. Pero física y tácticamente tenemos mucho que mejorar. Los rivales están más rodados y por lo tanto tienen más posibilidades de ganar. Cometeremos más errores de los normales, perderemos más balones, estaremos desfondados en los últimos minutos... ¿Cuántos partidos estaremos en esta situación? Sobre un mes, aunque espero que pueda ser menos. Pero el planteamiento no es olvidarnos de la Liga. No nos da igual perder, sino que vamos a competir a muerte para ganar.

—¿Espera un poco de condescendencia en estos primeros partidos o entendería las críticas?

—Lo dejo a gusto del consumidor. Si alguien es tan ignorante como para exigir triunfos después de cinco días de entrenamientos... Hasta dentro de unas semanas, los jugadores no van a demostrar cuáles son sus posibilidades. Incluso algunos que ya hemos visto jugar, como Frost o Smith, pueden parecer peores que la temporada pasada. Y no lo son, sino que les falta ritmo y capacidad física.

—De todas formas, la plantilla no ha surgido de la nada hace una semana. ¿Durante el verano, han hablado con los jugadores que iban a fichar para que fuesen preparándose por su cuenta?

—Sí se han ejercitado por su cuenta, pero el tipo de trabajo no tiene nada que ver con el que pueden realizar ahora. Les falta ritmo de equipo. No están tan mal como podrían estar el primer día de una pretemporada al uso, pero todavía queda mucho camino por recorrer.

—Más allá del estado de forma de los jugadores, ¿qué le parece la plantilla que tiene entre manos?

—Es una plantilla humilde pero que puede competir con dignidad con cualquier equipo de la categoría. El presupuesto es muy limitado y, por tanto, el objetivo es la permanencia. Es una meta coherente. Queremos asentarnos para estar muchos años en la Adecco Oro.

—La temporada pasada, el objetivo era el mismo y acabaron peleando por el ascenso...

—Es una situación parecida. El año pasado los mimbres eran humildes, aunque me sorprendió que desde fuera de Vigo se dijera que el nuestro era un equipo caro. Parece que hay gente que no sabe sumar o leer. Empezamos de cero y con poco tiempo, por lo que no estábamos llamados a estar arriba.

—¿Pese al cambio de categoría, los referentes del equipo seguirán siendo Tim Frost y Tim Smith o el protagonismo se repartirá con otros jugadores?

—Creo que en el juego interior seremos más fuertes. Mike Williams, por ejemplo, tiene experiencia en la Adecco Oro. Es un jugador inteligente que aportará mucho en lo colectivo, además de en lo individual. Adrian Joseph era todo lo contrario, estaba muy verde. Por su parte, de O’Leary espero que sea una de las sorpresas de la categoría, mientras que el año pasado teníamos en su lugar a Martín Calvo, un jugador joven y mucho más limitado técnicamente.

—¿Echarán de menos a Perico Sala o confía en Pepe Llorente?

—Todavía no hemos decidido si Pepe Llorente se quedará, pero es un jugador con menos experiencia en la Adecco Oro. Sala era un referente, aunque quizás ahora debemos pensar que no estaba todo lo implicado que debiera.

—A pesar de los problemas económicos del club, ha decidido seguir en Vigo. ¿Por qué?

—Alberto Fernández (segundo entrenador) y yo estamos muy a gusto en Vigo. La temporada pasada nos comprometimos con el club a continuar aquí. Además, el panorama deportivo no se ha movido demasiado porque la economía de los clubes no lo permite y creemos que hay mimbres para crear un proyecto estable. También es cierto que hubo un momento en el que lo pasamos mal porque parecía que el equipo no iba a salir.

—¿Qué le parece que el Ciudad de Vigo Básquet tenga problemas para encontrar apoyo público y privado cuando la respuesta de la afición es sobresaliente?

—Sorprende un poco. Normalmente, el apoyo institucional va de la mano de la respuesta de la sociedad y aquí la afición se ha volcado. Pero también es una cuestión de tradición y quizás en Vigo no la hay todavía de baloncesto masculino. Nuestra labor es crearla.

—¿Quiénes serán los ‘gallos’ de la categoría?

—El CAI Zaragoza le acaba de dar un repaso al Estudiantes. Es un equipo con presupuesto de ACB con un jugador que cobra más que toda nuestra plantilla junta. Los equipos que han estado hace poco en la ACB, como pasa también con el Menorca, tienen una mentalidad diferente. Luego, hay un segundo grupo que lleva muchos años peleando por ascender —Burgos, Melilla, La Laguna...— y después están los demás. Hay dos niveles, pero la temporada es larga y hará que haya mucho equilibrio.

Te puede interesar