Celta B y Lugo buscan hoy una victoria en el derbi para huir de la zona peligrosa (17:00)

Empieza la presión

<b>Túñez vuelve al lugar de los hechos.</b> Fue el pasado 16 de marzo cuando el central céltico Túñez se rompió el ligamento cruzado posterior de la rodilla derecha tras chocar contra un poste de una de las porterías del Anxo Carro. El canterano reapareci
Para en el futuro tener tranquilidad, hay que trabajar en el presente. Por eso, el Celta B busca hoy una victoria en su visita a Lugo para olvidar cuanto antes su mala racha de resultados y su pésima puntería de cara a puerta, de tal manera que escape de la zona peligrosa de la clasificación. Lástima que el Lugo también quiera lo mismo. Habrá que pelearlo.
Cinco derrotas en los últimos seis partidos han dejado al Celta B en la decimotercera plaza a tiro de puestos de descenso. Sin querer dramatizar. Además, de esa media docena de citas, el filial sólo ha logrado marcar en una de ellas, precisamente la victoria en casa del Bilbao Athletic (0-3). De todos estos datos se colige que el bloque de Alejandro Menéndez afronta hoy en Lugo el primer partido de la temporada bajo presión. Aunque los rojiblancos tampoco están para muchas fiestas. Su lento inicio de campaña, unidos a sus dos últimos tropiezos en el Anxo Carro, sitúan a los lucenses en la decimocuarta plaza, con los mismos puntos que los célticos y con similares temores. Ellos también sentirán la presión. Con ese ambiente semitensionado se presenta un partido abierto. El Celta B tiene el intenso problema centrado en la defensa, donde sufre las ausencias por sanción del central Jordi y del lateral izquierdo Aitor, ambos expulsados ante la Cultural. El sustituto del primero está claro que será Túñez. El del segundo podría ser Campillo o Mateo, dos opciones muy diferentes y de cuya elección dependerá el resto del once. Porque Mateo es fijo, pero si se retrasa su posición, Iago Aspas se mantendría en el equipo inicial y Ferrán —tras su descanso de la pasada semana— reaparecería. Además, Aicart vuelve tras su sanción y el técnico, Alejandro Menéndez, no tiene pensado quitarle los galones a Oriol en la delantera a pesar de la sequía de goles. En las filas del Lugo, el técnico Fonsi Valverde pretende dar continuidad al once que la pasada semana empató en Ponferrada (3-3), aunque tendrá que hacer el cambio obligado de Moncho por Pablo Ruiz, sancionado. Además, es probable que Sergio ocupe el puesto de Arroyo. Los lucenses necesitan un triunfo en su campo para ganar en autoconfianza y escalar hasta una zona más tranquila de la clasificación.

Te puede interesar