Deporte local

El camino hacia el abismo

Deporte local

balonmano división de honor

El camino hacia el abismo

La junta directiva del Mecalia Atlético Guardés, en la asamblea celebrada en diciembre en A Sangriña.
photo_cameraLa junta directiva del Mecalia Atlético Guardés, en la asamblea celebrada en diciembre en A Sangriña.
La directiva del Guardés dimite y forma una junta gestora a la espera de convocar elecciones
El Mecalia Atlético Guardés sigue imparable en su camino hacia el abismo. La junta directiva que preside José Manuel Silva presentó ayer la dimisión "en bloque", debido a lo que considera una total falta de apoyo privada e institucional, y se constituyó en junta gestora a la espera de que surja una candidatura para convocar elecciones.
Sin embargo, hasta el momento no se ha producido ningún movimiento en ese sentido y nadie ha querido hacerse con las riendas de un club que se proclamó campeón de liga en 2017 y que actualmente marcha segundo en División de Honor a cuatro puntos del primero, el Bera Bera, al que recibirá mañana en A Sangriña.
Si nadie presenta una candidatura, Silva reconoce que "no sé lo que haremos. Pero si se quiere seguir, aunque sólo sea con la base o en categoría autonómica, tiene que salir una junta directiva. Si no hay junta, no hay club, y yo soy el primero que no voy a seguir como junta gestora. Si no se presenta nadie, por ejemplo, en el mes de febrero, marzo o abril, convocaremos elecciones igual y si no se presenta nadie, ahí queda el club", afirma el ahora presidente de la junta gestora.
No obstante, Silva espera que no se llegue a ese extremo y, de hecho, ha pedido un mes más de espera, hasta el 15 de febrero, tanto al entrenador, José Ignacio Prades, como a las jugadoras, para que una directiva que entrase en este momento pudiera confeccionar la plantilla de cara a la próxima temporada. "Por eso queríamos convocar ahora ya elecciones. He hablado con los representantes de algunas jugadoras y me han dicho que ya las tienen apalabradas, pero que en atención a mí, que ya llevo con ellas unos años, van a decir a los clubes interesados que hasta el 15 de febrero no van a decidir nada", apunta el presidente, que recuerda que "las jugadoras conocen todos los movimientos y están tranquilas porque saben que esta temporada será como las anteriores en lo que respecta a los pagos".
Lo que está descartado es una posible venta de la plaza de División de Honor. "Eso ya no existe. De División de Honor bajan dos equipos a final de temporada y si el Guardés no desciende pero la próxima temporada no se presenta, entonces bajará solamente uno", señala José Manuel Silva.
Mientras tanto, en la junta gestora siguen sin tener noticias del Concello de A Guarda, que había aplazado una reunión con los directivos para hablar antes con la Diputación de Pontevedra. "Parece ser que el viernes pasado tuvieron esa reunión, pero a mí no me han dicho nada. Y el alcalde de A Guarda dijo en una entrevista que habían tenido esa reunión  y que nos iban a citar a nosotros, pero tampoco nos lo han comunicado a nosotros", explica Silva, que se mantiene firme en su decisión de no seguir con el club: "La única opción, que ya dije y mantengo, es que si hay una junta directiva que quiera contar conmigo, y si los objetivos que  persiguen son los mismos, que es mantener el equipo arriba, pueden contar conmigo, pero no como directivo, sino como un apoyo puntual o como asesor". Tiempos difíciles para el Guardés. n

Más en Deporte local
Comentarios