BALONCESTO

Derrota por la mínima

El Celta Zorka cayó ante el Añares Rioja (58-57) y aún debe esperar para ser campeón

La pívot celeste, Raquel Carrera, en el partido del pasado sábado ante el Osés Construcción Ardoi.
La pívot celeste, Raquel Carrera, en el partido del pasado sábado ante el Osés Construcción Ardoi.
Derrota por la mínima

El Celta Zorka se encontró ayer ante su segunda derrota de una temporada casi impoluta tras caer por la mínima ante el Añares Rioja (58-57). La necesidad del equipo local de conseguir un triunfo que le acercase al 'play-off' y la relajación del equipo vigués, que llegaba a Azpeitia con los deberes más que hechos, permitieron a las guipuzkoanas hacerse con el triunfo gracias a un buen segundo y tercer cuarto. Ya en el último tiempo, las celestes lo intentaron con todo y a punto estuvieron de remontar los diez puntos de ventaja local, pero se quedaron al final con la miel en los labios, a un solo punto de igualar al conjunto vasco. Con este resultado, las de Cristina Cantero deben esperar al próximo sábado para convertirse en campeonas de la categoría ante el Segle XXI en el Pabellón de Navia. La holgada victoria del Patatas Hijolusa ayer en su visita al Antuña (49-85) no permitió al bloque celeste llevarse el campeonato tras la derrota en Gipuzkoa.
El Añares Rioja recibió al intratable líder del Grupo A de Liga Femenina 2 con la esperanza de sumar un triunfo de oro en su lucha por conseguir plaza en la fase de ascenso. Pero el Celta Zorka, pese a afrontar el choque con los deberes hechos, no estaba dispuesto a ceder terreno fuera de casa. El choque comenzó con mucha lucha e intensidad, con el equipo vigués mostrándose más acertado en sus lanzamientos y el conjunto guipuzkoano que, con menos acierto en el tiro, lo compensó con una clara superioridad en el rebote (9-11, minuto 5). 
El bloque local intentó cambiar el signo del partido intensificando su defensa. Tras dos minutos sin que los cerca de 400 espectadores desplazados hasta el Polideportivo Municipal de Azpeitia viesen una sola canasta, Fequiere empató para el Añares Rioja desde la línea de tiros libres (11-11, minuto 7). De ahí al final del primer cuarto, el choque fue un toma y daca, aunque un triple final de Celia García permitió a las viguesas irse con ventaja en el marcador (16-18). 
Raquel Carrera aumentó el marcador celeste hasta los 20 puntos al inicio del segundo acto, pero la sólida defensa local y el acierto en el tiro exterior permitió al Añares Rioja darle la vuelta al electrónico y abrir una pequeña brecha de cuatro puntos (26-22, minuto 15). El Celta Zorka intentó reaccionar con un tiempo muerto, pero las de Cristina Cantero no conseguían quitarse de encima la presión local y el equipo guipuzkoano se fue de nueve puntos a falta de tres minutos para el descanso (33-24). 
Los tiros libres permitieron al Celta recortar diferencias, pero cinco puntos consecutivos de Arregui, con el sexto triple de su equipo, dejaron el marcador en 38-28 al final del segundo cuarto. 
El bloque vigués no bajó los brazos en su retorno a la pista guipuzkoana y tras el descanso, intentó remontar el partido haciéndose fuerte atrás y buscando asegurar sus lanzamientos. Ante los intentos de las jugadoras celestes, el equipo local tampoco se relajó ni un ápice y siguió trabajando con intensidad para cortar las vías de penetración de un líder que sufrió  para ver el aro y que, aunque protagonizó algún pequeño arreón (40-34), no consiguió hacerse con el mando del encuentro, viendo cómo su rival entraba en el cuarto decisivo todavía con diez puntos de renta en el luminoso y la sensación de tener el partido bajo su completo control (41-31). 
Para el último cuarto, se presentó la incógnita sobre si el Añares Rioja iba a ser capaz de aguantar la intensidad hasta el final y si el Celta Zorka conseguiría, por fin, encontrar el camino hacia la canasta contraria. Las viguesas tiraron de coraje, se pusieron el mono de faena y consiguieron, de entrada, frenar el ataque del conjunto vasco. Las pupilas de Cristina Cantero imprimieron un alto ritmo a su juego para ir poco a poco recortando diferencias. A pocos minutos de finalizar el encuentro, el Celta Zorka fue quien dominó el juego, aunque no pudo enjugar del todo las diferencias y vio cómo un solo punto determinó el triunfo del club guipuzkoano (58-57), dando lugar a su segunda derrota de una temporada histórica para las celestes. 

Añares Rioja (16+22+13+7): 
 Davydova (7), Arregui (5), Lizundia (2), Fequiere (21), Jackson (13)-cinco titular-Soraluze (3), Villar (4), Lizarazu (2), Bende (1).
Celta Zorka (18+10+13+16): 
Itziar Germán (6), Kjartansdottir (7), Anne Senosiain (19), Lucía Fontela, Raquel Carrera (14) -cinco titular- Celia García (7), Edeferioka (4), Paula Fernández.
Árbitros: 
García Balzategui y Díaz de Sarralde Martín. Sin eliminadas.
Incidencias:
Partido disputado en el Municipal de Azpeitia ante 400 espectadores.