El técnico del conjunto celeste considera que quedan detalles por pulir, pero asegura que la victoria les fortalece

'Debe ser una bocanada de aire que nos permita seguir en la lucha'

Abel Resino da instrucciones a sus jugadores en su primer partido a las órdenes del Celta.
Abel Resino reconoce que el Celta de ayer todavía no se parece al equipo que él pretende que sea: 'El equipo empezó bien, pero en muchas fases del partido nos pudo la ansiedad generada por la situación.
Ha sido una semana dura y larga en todos los sentidos. Los jugadores tienen una muy buena actitud para tratar de revertir esta situación pero en el aspecto anímico no es fácil dominar esa ansiedad. Yo espero que esto sea una bocanada de aire que nos permita seguir metidos en la lucha. Lo más importante era el resultado. La victoria le permite al equipo saber que sigue ahí sin relajarse'.

Sevilla, Real Madrid, Deportivo y Barcelona serán los próximos rivales celestes. Resino asegura que era vital ganar antes de afrontar este duro mes de marzo: 'Tenemos un calendario difícil, sobre todo los próximos cuatro partidos y hoy (ayer para el lector) era clave ganar y por muchas cosas. Sumas tres puntos, te metes en la pelea, no te alejas y te permite coger confianza para seguir trabajando, creer en el proyecto nuevo que hemos empezado. La victoria es lo único que te reconforta. Esta semana tenemos que trabajar más duro porque hay muchas cosas que corregir. Hay que intentar que el equipo coja los conceptos lo antes posible'.

Respecto al desarrollo del partido, admite que el rival les puso las cosas muy difíciles por su estilo de juego. 'El Granada es un rival difícil porque juega muy directo, busca siempre el pase largo, y el equipo tendía a partirse. No quedaba tiempo para replegarse. La lectura es que si jugamos contra un rival que juegue más al fútbol posiblemente nos podíamos reorganizar mejor. Son cosas que tenemos que mejorar', explicó el nuevo técnico celeste.

Por último, Abel Resino admite que no puede dar un giro de 180 grados al equipo, pero sí pretende que el conjunto celeste sea más práctico, sobre todo a la hora de finalizar las ocasiones, para así mejorar sus números ofensivos. 'El Celta tenía una idea en su forma de jugar porque la composición de la plantilla se basó en eso. Pero tenemos que ser conscientes de que los partidos se ganan metiendo goles y los goles se meten dentro o cerca de las áreas. Estoy contento porque esta victoria nos fortalece', concluyó Resino. n

Te puede interesar