Atlántico

SEGUNDA DIVISIÓN B

Coruxo y Celta B repiten objetivos

El equipo de O Vao afronta su quinta campaña consecutiva en Segunda B y el filial la segunda con nuevo técnico

Los jugadores del Celta B, en las instalaciones deportivas de A Madroa.
Los jugadores del Celta B, en las instalaciones deportivas de A Madroa.
Coruxo y Celta B repiten objetivos

Coruxo y Celta B volverán a ser los representantes de Vigo en el Grupo 1 de Segunda División B, competición que empieza este fin de semana con 20 equipos en liza de los que cinco pertenecen a la comunidad gallega, ya que a los dos vigueses se suman el Racing de Ferrol, el Compostela y el recién ascendido Somozas.
Rafa Sáez sigue al frente de un Coruxo que afronta su quinta temporada consecutiva en la división de bronce del fútbol español con el único objetivo de lograr la permanencia lo antes posible.
El conjunto de O Vao ha vivido este verano una 'revolución tranquila' con la salida del equipo de Yago Yao, Costas, David Campos, Centrón, Chaco, Reguero, Unai y Damiá, y la llegada de Ángel Bastos, Salinas, Valinceti, Luciano, Álex Fernández y Ben Fisk. Sin embargo, mantiene a los hombres que más destacaron el curso pasado, como el guardameta Fernando; los defensas Pazó y Alberto García; los mediocentros Cifuentes y Moscardó; los mediapuntas Mateo y Pedro Vázquez; y el capitán Antúnez.
"No sé si es una plantilla mejor o peor que la del año pasado, eso lo dirán los acontecimientos, pero es distinta", afirma Rafa Sáez, que explica que "la pasada temporada eran 25 jugadores, incluso llegamos a tener 30 con los cambios que hicimos en el mercado invernal, y ahora tenemos una plantilla de 20 que se define por la polivalencia de muchos de sus componentes. Al ser menos, hemos buscado futbolistas que puedan jugar en dos o tres demarcaciones".
El Coruxo iniciará la campaña este domingo en O Vao (18:00) frente al Marino de Luanco con la única baja del lateral izquierdo Valicenti, lesionado, y la duda del delantero canadiense Ben Fisk, que todavía no ha recibido el tránsfer internacional.
"Evidentemente, el objetivo es la permanencia", indica Rafa Sáez, que recuerda que "ésta es la quinta temporada consecutiva del Coruxo en Segunda B y consolidarse en esta categoría es importante, pero lo más importante es centrarse en el día a día, pensar que cada partido que disputemos es una posibilidad de ganar".
El técnico vigués considera que el Grupo 1 "es más o menos igual de complicado que el año pasado. Se va el Racing de Santander pero llega el Murcia, Ferrol va a tener el mismo protagonismo y el Oviedo siempre será el rival a batir. Los demás estaremos todos en los mismos parámetros de ilusiones: todos querremos ser el equipo revelación, tener una temporada tranquila y creo que, salvo los tres primeros, los demás vamos a competir de tú a tú".
También el Celta B ha sufrido cambios importantes, el primero de ellos en el banquillo. Tras el descenso del pasado curso –el club compró después la plaza dejada por el Ourense para poder seguir en Segunda B–, David de Dios ha regresado al equipo juvenil de División de Honor y en su lugar ha llegado el moañés Fredi Álvarez, que la pasada campaña dirigió al Compostela en este mismo grupo.
En cuanto a la plantilla, este verano han abandonado el filial celeste futbolistas que fueron importantes el año pasado, como Antón de Vicente, Maceira, Añón y Marcos Torres, además de Aitor y Juan Delgado. En el capítulo de altas, destacan el delantero argentino Eduardo Pucheta, Jonathan de Amo, Álvaro Casas, Luis Rioja.
El Celta B debuta mañana sábado (17:00) en la localidad asturiana de Villaviciosa ante el Lealtad, recién ascendido de Tercera División. Como el Coruxo, el filial parte con el objetivo de conseguir la permanencia, aunque además  tiene la misión de formar futbolistas para el primer equipo.
Precisamente, Fredi Álvarez no podrá contar de inicio con Borja Fernández, mediocentro que estará a las órdenes del técnico del Celta, Eduardo Berizzo, al menos hasta que se recupere Borja Oubiña, según declaró esta misma semana el argentino.
Tras confirmarse ayer una liga de 20 equipos con el Murcia, Coruxo y Celta B esperan ya el inicio de una competición que se prevé tan reñida como el año anterior. n