Atlántico

CELTA

Cómo atacar defendiendo

En un partido coral, alguien tiene que preparar el escenario. Alguien tiene que barrer con la suficiente implicación como para hacer de la defensa el primer paso del ataque.

Okay Yokuslu supo gobernar el centro del campo a base de físico y esfuerzo. Aquí, deja atrás a Aleix.
Okay Yokuslu supo gobernar el centro del campo a base de físico y esfuerzo. Aquí, deja atrás a Aleix.
Cómo atacar defendiendo

Y en ese papel destacó a mediodía de ayer Okay Yokuslu, un impetuoso mediocentro que cuando doma su físico es capaz de cubrir el centro del campo con acierto. Ayer lo hizo, siendo el primer defensor y el primer atacante.


Tiene el internacional turco una calidad innegable y una pasión interna por el juego que le hace estar de charla con el árbitro todo el partido, ser el jugador que más tiempo se pasa en el suelo y ser el hombre al que sus compañeros buscan cuando hay que corregir cuestiones tácticas. Porque el desenfreno posicional puede ser su peor enemigo, pero cuando lo mitiga luce con todo su esplendor.
No es casualidad que en el origen de las dos acciones de gol del Celta ayer esté Okay. En la primera, salvando por milímetros un robo del Girona cerca del área celeste  e iniciando una transición que Boufal y Aspas convirtieron en gol. En la segunda, recuperando un balón en banda derecha  y cediéndolo para que acabase en la izquierda, donde el mentado galo inventó el gol. Porque tenía el escenario preciso. Porque Okay se había empeñado en atacar defendiendo.n