Voleibol

El Club Vigo peleará por el ascenso a la élite

El conjunto vigués tuvo un susto perdiendo el segundo set, pero reaccionó con entereza.
photo_camera El conjunto vigués tuvo un susto perdiendo el segundo set, pero reaccionó con entereza.
Superó al Alcorcón y culminó la remontada tras la derrota del San Sadurniño en Canarias

El Club Vigo lleva demasiado tiempo alejado de la élite del voleibol. Ya no sólo por militar en la segunda categoría, sino por acumular años sin brillar en este segundo escalón. Pero todo terminó ayer cuando un triunfo ante el Alcorcón le sirvió para culminar la remontada y, aprovechando los dos tropiezos del San Sadurniño en las dos últimas jornadas, meterse en la liguilla de ascenso a la Superliga. Coia lo festejó por todo lo alto.

Era una tarde de hacer el trabajo propio y esperar que el ya líder, el Cisneros Alter, quisiese despedir la campaña regular con un triunfo en casa ante el mentado San Sadurniño, que llegaba a ese último duelo con un punto de renta sobre los vigueses en su defensa de la segunda plaza. Desde el primer momento, las noticias que llegaban desde Canarias eran buenas porque los locales querían ganar.

Tocaba, entonces, centrarse en lo propio. Que los nervios no impidiesen culminar una remontada merecida, después de otra temporada de crecimiento en múltiples prismas para el equipo y para el club. El primer set cayó del lado de los de Pablo Parga con claridad (25-18), pero mientras el Cisneros se hacía con su segundo parcial, el Vigo flojeaba empatando el duelo su rival madrileño.

Era el momento de la verdad. No se podía tirar por la borda todo el trabajo de una temporada. Y el Club Vigo apareció para sentenciar el partido. Un 25-16 y un 25-18 sirvieron para convertir el pabellón de Coia en una celebración por todo lo alto. En otro año que se esperaba sufrido, habrá opción de soñar con el regreso a la élite. De momento, que le quiten lo bailado  a los de Pablo Parga, el máximo responsable.

Te puede interesar