Deporte local

El club no ve caso Pione pero sí quiere a Pape fuera

Deporte local

celta

El club no ve caso Pione pero sí quiere a Pape fuera

Pape Cheikh tuvo su última oportunidad como titular el pasado miércoles en Miranda de Ebro.
photo_cameraPape Cheikh tuvo su última oportunidad como titular el pasado miércoles en Miranda de Ebro.
El canterano ha defraudado con una actitud que se tilda de poco o nada profesional

No hay ningún problema generalizado de vestuario pese a que el pasado domingo salieron a la luz a la vez dos casos: Pione Sisto y Pape Cheikh. Son, bien es verdad, situaciones muy diferentes y también desde la sede se asumen como tales. Sobre el danés se apuesta por apagar el fuego y negar cualquier tipo de problema de calado. Pero sobre el senegalés sí se admite un total desencuentro y de ahí que se busque una salida en el presente mercado, poniendo fin a la cesión del Olympique de Lyon el pasado verano. Claro que el equipo francés no desea el retorno del canterano celeste, que formó parte de la operación retorno llevada a cabo en la anterior ventana de fichajes, y se está buscando un destino en Inglaterra, probablemente en la segunda categoría.
En la dirección céltica hay un serio disgusto con el futbolista. Al entender de los responsables del club, la actitud del centrocampista ha dejado mucho que desear y dista mucho de la de un profesional, más en la complicada situación clasificatoria en la que se encuentra el Celta en estos momentos. En tal valoración pesan situaciones extradeportivas y deportivas y el propio entrenador celeste, Óscar García Junyent, dejó claro en la rueda de prensa tras el empate con el Eibar que no tenía la más mínima intención de permitir salidas de tono dentro del vestuario.
En cuanto a Pione, la lectura que se hace desde el club es más puntual. Una situación que se produjo sobre el campo a la que dio continuidad el entrenador después en la rueda de prensa con críticas al jugador. Sea como sea, la situación se puede reconducir por el bien del equipo.
Una vez dada esta voz de mando por García Junyent, los pesos pesados del vestuario apuntan al bienestar interno de la plantilla a través de sus mensajes en redes sociales. Así lo hicieron por ejemplo Iago Aspas y Hugo Mallo.

Aspas y Mallo piden unidad
"El equipo sigue fuerte y unido", señalaba el moañés un día después del empate sin goles ante el Eibar en el estadio de Balaídos que mantiene al Celta en posiciones de descenso. El referente del juego celeste quiso sacar conclusiones positivas del encuentro del domingo: "Hicimos todo lo posible pero, una vez más, nos vamos sin los tres puntos después de merecerlos. Éste es el camino a seguir".
También el primer capitán, Hugo Mallo, siguió esta misma línea. En un breve mensaje, se despide con otras significativas palabras: "Seguimos todos juntos equipo". E incide, al igual que su compañero, en los méritos acumulados en el partido ante el Eibar: "Se nos escapó la victoria cuando más la merecíamos. Estamos en el camino a seguir". Nadie quiere incendiar nada.n

Más en Deporte local
Comentarios