A medianoche de hoy se cierra el mercado y el técnico Luis Enrique asegura que 'no espero nada'

El club apura en busca del ariete

Miguel Montes Torrecilla, director deportivo celeste.
El Celta llega al último día del mercado de invierno pendiente de encontrar el delantero deseado. Una vez que se frustró la opción del israelí Omer Damari, a quien el Hapoel Tel Aviv retuvo hasta final de temporada, el club vigués manejó en las últimas horas otras posibilidades para cerrar al atacante que competiría por el puesto con Charles Dias, hasta la fecha titular indiscutible.

La secretaría técnica celeste ha barajado multitud de nombres en los últimos meses, lo que unido al conocido interés del equipo vigués en un delantero ha provocado que se haya situado en la órbita celeste a muchos futbolistas. Ayer seguían sonando nombres como los del venezolano Mario Rondón, del Nacional de Madeira, o del mallorquinista Víctor Casadesús, aunque éste trataba de cerrar su salida del conjunto isleño para recalar en el Levante de su ex entrenador Joaquín Caparrós. El chileno Carlos Muñoz, del Baniyas saudí, también entró en la amplia agenda de Miguel Montes Torrecilla.

A la espera de acontencimientos, el técnico Luis Enrique se mostró ayer tranquilo y adelantó que estará satisfecho tanto si llega el deseado refuerzo como si no. 'En el club están haciendo lo planificado: si sale algo bueno, reforzar el grupo. Y a los jugadores que no tenían opciones de jugar y que veíamos que lo tenían muy difícil, buscarles salida. Estamos cumpliendo al 100%. No espero nada. Estoy muy contento con los jugadores que tengo, con la planificación que hicimos a principio de temporada y con los refuerzos que buscamos. Y además, tengo un filial del que puedo tirar', reseña el asturiano, para añadir con contundencia: 'No espero nada de estas últimas horas de mercado'.

Te puede interesar