Nada menos que tres enfermedades diferentes ha sufrido el césped del estadio de Balaídos a lo largo del último verano

El césped está enfermo

Calderón se reunió ayer con Mariño en A Madroa. Foto: marta brea
Y todavía no lo ha superado, como lo demuestra su estado actual. De hecho, José Manuel Calderón, el responsable de su cuidado, multiplica estos días sus visitas para lograr su curación. Y tiene buenas noticias: en 15 días estará recuperado.
A perro flaco, todo son pulgas. Si el estadio no presenta su mejor aspecto actualmente, el césped le acompaña en ese triste deambular. Y la causa está en que ha sufrido hasta tres enfermedades de forma consecutiva, lo que ha impedido su recuperación y provoca el mal estado actual del verde. Así, el campo sufre una extraña dolencia conocida por el nombre de Pyricularia Grisae, que suele atacar a los cereales. Sin embargo, ya se ha dado inicio al tratamiento y se espera que en un par de semanas, el césped esté totalmente recuperado. José Manuel Calderón, el responsable de su cuidado merced al contrato que le une al Concello desde 1981, estuvo ayer en Vigo para visitar los campos de A Madroa, Barreiro y Balaídos. En la primera de estas localizaciones, mantuvo una prolongada reunión con el responsable de seguridad e instalaciones del Celta, Manuel Mariño, en la que hablaron sobre las medidas a adoptar en el caso del estadio, ya que los otros céspedes están en perfectas condiciones.

Mal mantenimiento
De hecho, esa diferencia entre Balaídos y el resto lleva a Calderón a achacar el estado enfermizo del primero a defectos en el mantenimiento. ‘Es obvio que no es el adecuado. Así como en los otros campos se siguen mis instrucciones, en éste no sucede igual’, expone el técnico. ‘Se le ha tenido excesivamente húmedo y se ha segado en exceso’, concreta finalmente. En cualquier caso, evita no asumir su responsabilidad y apunta que ‘pido perdón a los aficionados del Celta, porque no se merecen tener un campo en tan mal estado’. Además, se muestra seguro de que en un par de semanas la situación cambiará al haber iniciado ya el periodo de recuperación. En 15 días, Balaídos será una alfombra.

Te puede interesar