Atlántico

CELTA

El Celta mira más el DNI esta vez

Tras pescar en las dos últimas Eurocopas sub-21, el equipo vigués busca un perfil de futbolistas de más experiencia

Lobotka fichó por el Celta hace dos veranos tras brillar en la Eurocopa sub-21 con Eslovaquia.
Lobotka fichó por el Celta hace dos veranos tras brillar en la Eurocopa sub-21 con Eslovaquia.
El Celta mira más el DNI esta vez

En las últimas ediciones de la Eurocopa sub-21, el Celta estuvo muy pendiente de su desarrollo para pescar alguna joven promesa de la que sacar partido tanto en el presente, por su calidad, como en el futuro, por su posible revalorización. Así, en 2015 el elegido fue John Guidetti, que venía de brillar en esta cita siendo la referencia ofensiva de aquella Suecia que se proclamó campeona. Dos años más tarde, el elegido fue Stanislav Lobortka, pese a que el combinado eslovaco no llegó tan lejos en el torneo, pero sí lo suficiente como para que los técnicos vigueses corroborasen los informes que ya manejaban.
Los dos futbolistas encajaron pronto en Vigo, aunque el primero de ellos vio cómo la eclosión de Maxi Gómez la pasada campaña le cerraba el paso y acabó marchándose al Alavés sin haber alcanzado el nivel que se le presuponía. Por su parte, Lobotka rindió por encima de los esperado en su primer año y por debajo de los mostrado en el segundo, en el que las opciones de salir de Vigo parecieron afectar a su rendimiento.
Con todo, el perfil de futbolista que busca el Celta en este mercado parece impulsarlo hacia futbolistas de más edad. Ninguno de los jugadores con los que se ha relacionado al equipo vigués en las últimas semanas está por debajo de los 23 años. Son los años que ya cuentan, por ejemplo, los centrales Joseph Aidoo y Martínez Quarta, ambos además con experiencia en ligas competitivas como la francesa o la argentina, y el excéltico Santi Mina, que también acumula ya campañas en la máxima categoría.  Denis Suárez ya ha soplado 25 velas y ni hablemos de Manuel Agudo 'Nolito', que ya camina hacia los 33 años. 
Son, por lo tanto, casos bien diferentes a lo vivido ya no sólo con Guidetti o Lobotka, sin haberse contrastado en ligas de primer nivel. Y mucho más de otros jugadores como Pione Sisto, Emre Mor, Andrew Hjulsager o, incluso, Mathias Jensen. Precisamente, este último es el céltico presente este año en la mentada Eurocopa sub-21, en la que está ejerciendo de capitán de la selección de Dinamarca. Su buen rendimiento se espera que sea importante para dejar atrás una campaña sin brillo en Vigo, marcada por dos lesiones en su inicio.n