El Celta juvenil empezó bien, pero pudo terminar fatal

Fernan es perseguido por un jugador local en el partido de ayer.
El Celta juvenil consiguió un punto en su visita al tercer clasificado, el Pabellón Ourense, que tiene una interpretación diversa según el minuto en el que se analice el encuentro.
Tras el gol de Santi Mina a los cinco minutos de encuentro, el partido parecía que se ponía de cara, pero después sucedieron una serie de acciones tras las cuales puede darse por bueno el punto arañado por los de David de Dios, que les permite mantener el liderato.

En primer lugar llegó la lesión del guardameta Álex. Su sustituto Yago no atajó una cesión de David y el balón pasó por debajo de su cuerpo para llegar al fondo de la red y poner el empate en el marcador, con el que terminaría el partido, en el minuto 25.

Ya en la segunda mitad, el local Guillermo envió una balón al larguero y el Celta sumó dos postes. El partido parecía que podría decantarse para cualquiera de los dos equipos, pero Jordan vio su segunda cartulina amarilla y los vigueses tuvieron que jugar más de media hora con un futbolista menos sobre el césped.

El cuadro vigués se tuvo que replegar y, aunque no renunció al contragolpe, perdió presencia en ataque ante un Pabellón que lo intentó pero sin acierto.

Pabellón 1
Celta 1

Pabellón :
Diego, Vilachá, Martín, Vicente, Germán, Ocampo, Esteban (Roberto, min. 73), Aitor (Adrián, min. 80), Viti (Álex, min. 89), Karim y Guillermo (Noel, min. 87).

Celta:
Álex (Yago, min. 11), Pablo, Samuel, David, Diego, Borja, Fernán (Berto, min. 72), Jordan, Fernando (Goldar, min. 67), Mota (Yelko, min. 77) y Santi Mina (José Varela, min. 77).

Goles:
0-1, min. 5: Santi Mina; 1-1, min. 25: David, en propia puerta.

Árbitro:
Aitor Cid Puga. Expulsó a Jordan por doble amonestación (min. 58). Mostró cartulina amarilla a Martín, Ocampo y Karim por los locales y a Fernán, Mota, Pablo y Goldar por el Pabellón.

Te puede interesar