Atlántico

BALONMANO

Carratú frena al campeón

El Guardés se impuso al Rocasa en una gran noche de su portera
Marisol Carratú celebra una de sus paradas, ayer, en A Sangriña.
Marisol Carratú celebra una de sus paradas, ayer, en A Sangriña.
Carratú frena al campeón

Que sí, que el coro va (muy) bien. Tenía pinta de equipo con corazón, con pasión, cuando 
                      se dio de morros contra el Granollers en la segunda jornada en casa y ahora, más concienciado atrás, ha demostrado todo el daño que puede hacer y ha sumado su primer triunfo ante su afición. Por lo pronto, el Rocasa volvió a perder, y de modo contundente (solo ha ganado en A Sangriña una vez, 26-29 en la 14/15) en una pista que no se le da.
Y todo desde la defensa: espectacular, solidaria, asfixiante, tácticamente excelente (apúntenselo a Prades) y… con Carratú estelar. Porque en unos comienzos de respeto de ambos planteles, con algún lanzamiento fuera, alguna pérdida, algún miedo, la portera argentina se movió en el primer periodo por encima del 50% de paradas. Brutal. Con 1-0 (Santiago), el Guardés consentía una contra y Melania Falcón, sola, se estrellaba contra el muro. Sí, en una pared, en un frontón mutó Marisol. Era la señal de que el Rocasa iba a sufrir. Con Carmen Campos excelente en la dirección de juego, el Guardés tomó el mando (2-0). Había dejado al líder casi 6 minutos sin anotar (2-1) y después supo encontrar a Valero en el pivote para un primer aviso de despegue (5-2).
El conjunto canario fiaba todo a la potencia física y de brazo de Lisandra y a los latigazos de la zurda Katarina Tanaskovic. Pero la defensa las fue maniatando poco a poco. África salía a cada paso de la balcánica, mientras Lisandra intentaba compensar la ofensiva gallega (6-5).
Hasta que apareció Sempere arriba. Veloz, palomera en un par de acciones, ponía el 7-5 (min. 16) en un momento de dudas. El Mecalia sacaba ventaja numérica y Urban volaba para el 8-5. A cuatro segundos del descanso, Paulina Buforn doblaba al rival (14-7). Eran un rodillo.
¿Reacción del campeón tras el descanso? Lo intentaron. El 5.1 de Lisandra primero y Paula Valdivia después de nada les sirvió porque Campos se encontraba en estado de gracia. Además, Valero seguía haciendo daño en el pivote y Urban aparecía para anotar (18-10, 20-12). Prades, con el choque ganado, repartió minutos al final. 

Mecalia Atlético Guardés (14+11): 
Marisol Carratú, África Sempere (3), Sandra Marques (3), Martina Mazza (1), Carmen Campos (5), Lorena Pérez (1), Sara Bravo, Estefanía Descalzo (1), Paulina Buforn (2), Patricia da Silva (1), Meriem Ezbida, Cristina Barbosa, Rosario Urban (3), Sara Valero (5) y Carla Gómez.
Rocasa Gran Canaria (7+11): 
Silvia Navarro, Falcón (1), Arenigua Pérez (2), Paula Valdivia (1), Lissandra Lussón (4), Alba Spugnini, Haridian Rodríguez (5), Tiddara Trojaola (1), Tanaskovic (4), Mará González, Gutkowska, Palomino, Machín y Quevedo.
Parciales: 
2-0, 5-2, 6-5, 8-5, 11-6, 14-7 (descanso),
16-10, 18-10, 19-11, 20-12, 24-14 y 25-18. 
Árbitros: 
Jorge y Jesús Escudero. Excluyeron a Campos y Lima por parte de las locales y Spugnini y Rodríguez por parte de las visitantes. 
Incidencias: 
Partido correspondiente a la cuarta jornada de División de Honor femenina, disputado en A Sangriña ante 450 espectadores.