Deporte local

En camino a asumir su rol

Deporte local

celta

En camino a asumir su rol

Santi Mina fue titular en el último partido liguero del Celta en el campo del Espanyol, un duelo marcado por el miedo a descender.
photo_cameraSanti Mina fue titular en el último partido liguero del Celta en el campo del Espanyol, un duelo marcado por el miedo a descender.
Mina no cumplió expectativas pero jugó más minutos y más partidos en Primera que nunca

Santi Mina formó parte de esa operación retorno forjada el pasado verano y que se quedó, en el mejor de los casos, a medio camino de lo esperado. El delantero vigués vivió una temporada complicada en lo físico, con lesiones que le impidieron alcanzar el punto de forma que su fútbol precisa. Con todo, dio sus primeros pasos hacia asumir un rol principal que no tuvo en sus cuatro años en el Valencia. Como muestra, sus números: la 2020/2021 fue la Liga en la que más minutos y más partidos jugó en toda su carrera.
El canterano celeste fue el tercer céltico en número de partidos en los que participó con 34, sólo superado por Iago Aspas (37) y Lucas Olaza (35). Eso sí, en minutos cae hasta la novena plaza del ránking de la temporada liguera con 1.942. Nunca en sus seis años de carrera previos, dos como céltico y cuatro en el Valencia, había alcanzado tales dígitos, siendo el curso que más cerca estuvo el pasado con 1.854 minutos en Liga.
Es obvio que Mina tiene mucho margen de mejora en cuanto al aprovechamiento del tiempo sobre el terreno de juego, pero también lo es que su papel en el equipo fue importante. Lo que más buscará es disfrutar de más titularidades que 21 –aunque tampoco se trata de una cifra baja en su vida deportiva, ya que únicamente la superó la pasada campaña con 23– y disputar completos más de 10 encuentros, lejísimos de los 34 de Olaza o los 30 de Aspas. Las 13 ocasiones en las que salió desde el banquillo son demasiadas para un futbolista que busca ser referencia del club.
Otra cuestión no menor a determinar es el puesto en el que mejor se encuentra. Sobre todo, teniendo al lado a toda una referencia como el moañés. En la pasada campaña, ejerció de nueve de referencia pero sobre todo cayó a banda, ayudando muchas veces a que Aspas no sufriese un desgaste defensivo excesivo. Si Óscar García Junyent, técnico celeste, apuesta por el 4-3-3, Mina tendrá una dura pelea por ser el delantero y, desde la posesión, es complicado verle asumir el papel de extremo sin tener metros en los que explotar su velocidad. El gol lo puede salvar.

El segundo máximo goleador del equipo con sus ocho dianas entre Liga y Copa

Desde su último ascenso a Primera División, el Celta ha fichado a 13 futbolistas con la misión principal de hacer goles, entre ellos el propio Iago Aspas, que se fue en 2013 para regresar en 2015. Obviamente, la del moañés es, de largo, la mejor adquisición en ese sentido.
Uno de los papeles de Santi Mina cuando llegó el pasado verano era acompañar a Aspas en dicha tarea, como antes lo había hecho Maxi Gómez. Y cumplió sobre el papel al acabar como el segundo máximo realizador con ocho dianas, seis de ellas en Liga y otras dos en Copa. Claro que la cifra no es demasiado elevada, aunque en su defensa el propio moañés también redujo su producción en el contexto de un equipo más romo.
Park, Charles, Welliton, Larrivey, Guidetti, Beauvue, Rossi, Maxi Gómez, Lucas Boyé, Toro Fernández o Smolov han compartido ese peso goleador, con diversa suerte. Algunos fueron intrascendentes y otros tuvieron su momento. Igual que Mina.

Más en Deporte local
Comentarios