Cuenta con el 25% de las acciones del Celta y si apoya a Mouriño, éste tendrá mayoría en la junta

Caixanova tiene la llave

Carlos Mouriño espera contar con el apoyo de Caixanova en la junta de accionistas. Fotos: archivo
Caixanova tiene en su mano que Carlos Mouriño viva el lunes una junta tranquila o, por el contrario, se vea avasallado por la oposición. La caja cuenta con casi el 25% de las acciones del Celta y su apoyo será vital para que el presidente, propietario del 30%, tenga mayoría. Por su parte, el grupo opositor de Diego Placente dispone del 15%.
Carlos Mouriño prevé que la del próximo lunes sea una junta tranquila, en la que la oposición alzará la voz pero no impondrá su criterio en las votaciones. No obstante, esto ocurrirá sólo si Caixanova apoya al actual presidente. La caja se convirtió hace unos meses en el segundo mayor accionista del club tras capitalizar 5,5 millones de su deuda. Teniendo en cuenta que el capital social del Celta es de 22,6 millones en estos momentos, la entidad de crédito cuenta con casi el 25% de los títulos. Por tanto, contar con su apoyo será clave para que Mouriño afronte la junta con mayoría. El presidente, que también acudió a la ampliación de capital, cuenta con el control de aproximadamente el 30% del capital de la entidad. Además, se ha garantizado el apoyo de otros accionistas, como el vicepresidente Ricardo Barros o el ex consejero Raúl López, que capitalizó cerca de 300.000 euros por medio de su empresa Viuda de J. Domínguez. Por su parte, la oposición, que estará encabezada por el grupo de jugadores que lidera Diego Placente y que cuenta con el abogado Pablo Viana como portavoz, cuenta con más del 15% de las acciones, ya que en su día capitalizó unos 3,6 millones.


Plantar batalla

Este grupo ya ha anunciado que está dispuesto a plantar batalla y, de hecho, se está planteando, entre otras cuestiones, impugnar el concurso, la reducción de capital programada y emprender acciones legales contra los administradores concursales. Entre los temas del orden del día de la asamblea, que se celebrará en el centro social Caixanova el próximo lunes, consta la aprobación del presupuesto del presente ejercicio y de las cuentas del anterior, así como de la reducción de capital de 18 millones que propone el club para evitar que la sociedad entre en causa de disolución. Como ya hemos dicho, el grupo de Diego Placente se opone a esta última medida.


La incógnita, Horacio Gómez

Horacio Gómez aún no ha decidido si acudirá o no a la junta general de accionistas del próximo lunes. En principio, no entraba entre sus planes personarse en el centro social Caixanova, pero los acontecimientos vividos en las últimas semanas pueden hacer que cambie de opinión. El empresario tomiñés volvió al primer plano de la actualidad debido a que primero los administradores concursales y después el fiscal dictaminaron que él era el responsable del desbalance económico del Celta y, por ello, el culpable del proceso concursal. Gómez, tras muchos meses de silencio, salió a la luz pública para defenderse. Ahora, podría hacerlo de nuevo en la asamblea. Hay que recordar que ya asistió a la de 2007, en la que protagonizó un agrio cruce de reproches con Carlos Mouriño. El actual presidente acusó a su predecesor de haberle vendido ‘una manzana llena de gusanos’.

Te puede interesar