CELTA

Boufal crece con su primer gol con puntos

El galo dio además una asistencia pero vio la quinta amarilla

Boufal corre hacia la grada para celebrar su primer gol en Balaídos.
Boufal corre hacia la grada para celebrar su primer gol en Balaídos.
Boufal crece con su primer gol con puntos

El club confiaba horrores en Sofiane Boufal cuando este verano llegó cedido desde el Southampton. Era un futbolista desequilibrante que debía hacerse con la banda izquierda del ataque y marcar diferencias. Le ha costado, pero en los dos últimos partidos ha demostrando que la apuesta no era fallida. A su innegable capacidad para el desequilibrio con el regate ha añadido buenas finalizaciones. Ayer, incluso, con gol. Y, por primera vez, un tanto en un partido que no termina con derrota, como le había sucedido en sus dos dianas anteriores.
Esa falta de eficiencia había mermado sobremanera el rendimiento de Boufal hasta estas últimas semanas. Anotó dos goles antes del de ayer, el primero ante el Girona en Montilivi, con derrota por 3-2, y el segundo ante el Sevilla en el Pizjuán, con derrota por 2-1. El logrado ayer pasa a ser, pues, el primer que da fruto en forma de puntos y el primero que logra en el estadio de Balaídos.
Además, hasta este encuentro ante el Girona, Boufal no había logrado hacer coincidir en un mismo partido una asistencia y un gol. Una sensación que compartió ayer con Aspas, dando muestra de una sociedad que debe llevar al equipo vigués hacia la permanencia.
El único borrón que tiene la actuación del internacional por Marruecos –al igual que el portero ayer del Girona, Bono– fue la tarjeta amarilla que vio por celebrar su gol abrazándose con los aficionados de primera fila de la grada de Río Bajo. Un despiste que le costará perderse el partido de este miércoles ante el Espanyol en Barcelona, ya que supone su quinta amonestación de la temporada. Tras ocho jornadas al borde de la suspensión, al final cayó de una manera un tanto absurda. Será el tercer partido liguero de la temporada que se pierda el galo, tras el de la sexta jornada ante el Valencia por lesión y el de la séptima ante el Getafe, en el que no salió del banquillo. Con todo, a Boufal se le esperará con ganas el próximo fin de semana en la visita al Leganés. Porque por fin ha alcanzado el rendimiento que se esperaba de él.