Deporte local

Asiduo a las tarjetas rojas

Deporte local

celta

Asiduo a las tarjetas rojas

Momento en que Munuera Montero muestra la cartulina roja a Bradaric el pasado sábado en el duelo en Balaídos ante el Leganés.
photo_cameraMomento en que Munuera Montero muestra la cartulina roja a Bradaric el pasado sábado en el duelo en Balaídos ante el Leganés.
El Celta es el equipo que más expulsiones ha sufrido en Primera en las dos últimas temporadas con once

Por estilo y filosofía, el Celta no parecería un equipo brusco en su desempeño.  Pero el hecho de haber estado en las dos últimas temporadas peleando a brazo partido por evitar el descenso lo ha obligado, al parecer, a bajarse al barro y no con demasiado acierto. Tal realidad se deduce del dato de que ningún equipo de Primera División ha sufrido más expulsiones en los dos últimos cursos. El equipo vigués ha visto desfilar a uno de sus futbolistas antes de tiempo hacia vestuarios tras haber visto una cartulina roja en 11 ocasiones, seis la pasada temporada y cinco ya en la presente, la última el pasado sábado en el decisivo duelo ante el Leganés.
La roja a Filip Bradaric forma parte ya de una colección en la que el único jugador que ha repetido suerte es Gustavo Cabral, que en la anterior campaña fue expulsado en dos ocasiones, primero ante el Girona en Montilivi en la jornada 4 y después en Balaídos ante el Real Madrid en la 12. Junto al argentino, que dejó el equipo el pasado verano, otros tres jugadores que ya no están en la plantilla vieron una cartulina roja –Maxi Gómez, Ryad Boudebouz y Wesley Hoedt– y también otro que se mantiene –Néstor Araujo–.
Ya en la actual campaña, la racha empezó fuerte con las dos expulsiones de Jorge Sáenz y Fran Beltrán ante el Granada en la quinta jornada. Después, vinieron la de Pape Cheikh ante la Real Sociedad (jornada 11), la de Gabriel 'Toro' Fernández ante el Leganés en Butarque (jornada 17) y la del pasado sábado, de Filip Bradaric, de nuevo ante el Leganés pero en Balaídos. Estadio, por cierto, que ha vivido cuatro de las cinco expulsiones sufridas –todas menos la de Toro–.
Resulta curioso que cuatro de las 11 expulsiones afectaron a jugadores que debutaban como titulares con el Celta en Balaídos. Le pasó a Bradaric el sábado y esta misma campaña a Jorge Sáenz ante el Granada. Y la pasada campaña lo mismo sucedió con los fichajes invernales Boudebouz y Hoedt.

Nueve derrotas y una victoria
De los diez partidos que el Celta terminó con uno menos (más del 13% de los 76 encuentros ligueros disputados) en estos dos ejercicios, perdió nueve y sólo puntuó en el del pasado sábado ante el Leganés. Aquella entelequia de que es mejor jugar mejor con diez que con once no se aplica en el caso del conjunto vigués.
Y a esas cinco expulsiones de esta temporada el Celta también puede unir la sufrida en la eliminatoria de Copa del Rey ante el Mirandés en el campo de Anduva, con aquel placaje de Rafinha en la prórroga.n 

Más en Deporte local
Comentarios