Atlántico

TERCERA DIVISIÓN

Al rico queso de Arzúa

El Pontellas cosechó su primera victoria a domicilio en Tercera
Con los dos goles de ayer, Berto ya suma seis tantos en ocho partidos en este fantástico inicio del Pontellas.
Con los dos goles de ayer, Berto ya suma seis tantos en ocho partidos en este fantástico inicio del Pontellas.
Al rico queso de Arzúa

El Pontellas sigue de dulce. De comilona en comilona. El conjunto de José Curiel ya había degustado la victoria en San Campio en este estreno en Tercera División. Sin embargo, no había probado bocado de triunfo fuera de casa. Hasta ayer. En la tierra del queso Arzúa-Ulloa, el conjunto porriñés engulló un buen pedazo con dulce sabor a tres puntos. Y eso que a punto estuvo de atragantarse en el último momento. Lo que parecía un plácido festín, con 0-3 a falta de quince minutos, pudo tornarse en indigestión con dos goles postreros de Iker Hurtado que amenazaron el banquete. Pero el restaurante cerró la cocina a tiempo y el Pontellas pudo saborear la primera victoria a domicilio. Y de postre, seis jornadas consecutivas sin conocer la derrota que le hicieron dormir en sexta posición, por delante de trasatlánticos de la categoría como Fabril, Bergantiños o UD Ourense.
Todo forjado en un menú completo. Primero, segundo y postre. Berto fue el camarero encargado de servir los platos de queso. Un gran gol de falta a los diez minutos de juego abrió el apetito azulgrana -de verde ayer-, que se quedó a gusto con un nuevo tanto de su pichichi -el sexto de la temporada-, que remató en el segundo palo un mal disparo de Hugo Pintos. Todo ello iniciado con un taconazo combinado entre Guille y Pablo Fernández en la banda derecha.
La segunda mitad empezó con el Arzúa luchando por defender su, hasta ayer, inexpugnable dominio. El Pontellas supo ser práctico, aguantar la posición y esperar una transición o un error del rival para matar. Finalmente, el fallo llegó, en una cesión corta de Fernando Zanón para su portero Isra -ex del Celta juvenil subcampeón de España en 2013-. Nando, que llevaba quince minutos sobre el césped, se adelantó, superó al guardameta con un bonito sombrero y marcó a puerta vacía. La guinda del pastel.
Pero la sobremesa del equipo porriñés no fue tranquila. Los cafés le sentaron mal a los jugadores de Curiel, que vieron cómo el pichichi de Tercera, Iker Hurtado, se rebelaba ante la situación con dos disparos secos desde fuera del área que recortaban las distancias a la mínima expresión. Pero no hubo tiempo para más. El Pontellas pagó la cuenta y se volvió a casa con la barriga llena. 

Arzúa: 
Isra; Israel, Edgar (Diego, min. 75), Fernando Zanón, Álex Vázquez (David García, min. 59); Marcos García; Álex Pérez, Álex Ramos (Willian, min. 59), Diego Enjamio, Álvaro; e Iker Hurtado.
Pontellas: 
Toni; Pablo Fernández, Michael, Elías, Alberto Rey; Sergio Sancho; Guille (Diego Blanco, min. 70), Javi (Telmo, min,. 59), Berto, Hugo Pintos; y Álex (Nando, min. 59).
Goles: 
0-1, min. 10: Berto; 0-2, min. 42: Berto; 0-3, min. 75: Nando; 1-3, min. 82: Iker Hurtado; 2-3, min. 89: Iker Hurtado.
Árbitro: 
Pérez Prado (Lugo). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Edgar, Marcos García y Álex Pérez y a los visitantes  Hugo Pintos, Michael y Telmo.
Incidencias:
Partido disputado en el campo de O Viso, ante medio millar de espectadores.