CELTA

La afición del Celta se moviliza

Las entradas para el partido contra el Villarreal se agotan y el club pone a la venta otras 600 de la grada visitante

La afición del Celta volverá a apoyar al equipo masivamente en el partido ante el Villarreal.
La afición del Celta volverá a apoyar al equipo masivamente en el partido ante el Villarreal.
La afición del Celta se moviliza

La afición del Celta no fallará al equipo en esta recta final de la temporada, en la que el conjunto celeste se juega la permanencia en Primera División después de siete campañas consecutivas en la máxima categoría. Así se deduce al menos del interés que ha despertado entre el celtismo el próximo partido liguero, que enfrentará al conjunto vigués con el Villarreal, un rival directo en la lucha por la salvación, el próximo sábado día 30 en el estadio de Balaídos.
El club celeste anunció ayer que ya se han agotado las entradas que se pusieron a la venta, y todas las invitaciones que se repartieron entre los abonados, para el decisivo encuentro con el 'submarino amarillo', por lo que la entidad ha decidido liberar otras seiscientas localidades correspondientes a la grada visitante, en Río Alto, ya que desde el Villarreal no se mostró interés por adquirirlas y ayer mismo terminó el plazo que el cuadro castellonense pudiera reclamarlas.
De esta manera, los aficionados tienen a su disposición las últimas entradas para ese encuentro, que se pusieron ayer mismo a la venta en las taquillas de Balaídos y se podrán adquirir presencialmente de lunes a viernes, en horario de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y también 'online'.
La coincidencia del partido con las celebraciones de la festividad de la Reconquista, que tendrán precisamente el sábado por la tarde uno de sus momentos más importantes, no ha restado interés a un encuentro que puede marcar el futuro del Celta en esta temporada, ya que el conjunto vigués se encuentra en zona de descenso y a cuatro puntos del Villarreal, el equipo que marca ahora mismo, precisamente, la permanencia.
En los últimos días, tanto el primer entrenador del Celta, Fran Escribá, como sus jugadores han incidido en la importancia que tendrá la afición en esta recta final del curso, en la que el cuadro celeste disputará cinco partidos en Balaídos y otros tantos fuera de casa. "Si siempre se dice que la afición es importante, qué duda cabe que en cinco partidos en casa, con lo que nos jugamos, para nosotros ellos van a ser fundamentales. No nos han fallado, y el equipo no puede quejarse de que la afición lo haya abandonado en ningún partido, pero no sólo no nos han fallado, sino que sabemos que nos van a apoyar más de aquí hasta el final. Lo que queremos es devolverles todo eso con la permanencia del equipo", afirmó Escribá, que es consciente de la importancia que tendrán los encuentros de Balaídos: "Los puntos de la salvación están en cualquier campo, pero sí que es cierto que los partidos delante de tu gente, con el apoyo que vamos a tener y contra los rivales que tendremos, incluido el Barça, van a ser muy importantes".
Por su parte, Kevin Vázquez declaró en la rueda de prensa que ofreció el pasado jueves que "siempre se nota cuando la gente va al campo y va a animar. Creo que tampoco estamos haciendo un buen trabajo como para que nos apoyen como en años atrás, pero ahora mismo los necesitamos a todos".
De momento, la afición está respondiendo. El club decidió contribuir a que Balaídos presente el próximo sábado el mejor aspecto posible y puso a disposición de cada abonado una entrada gratuita en su propia grada hasta que se agotaran las existencias. Y esas existencias se agotaron ayer mismo, ya que además la entidad celeste permitió que la retirada de esas localidades se pudiera realizar por internet, lo que agilizó el proceso. Desde el pasado miércoles, además, las taquillas de Balaídos registraron largas colas. La afición estará de nuevo con el equipo. n