Cultura

Los videojuegos, herramientas de aprendizaje y socialización

Cultura

Cultura

Los videojuegos, herramientas de aprendizaje y socialización

Los teléfonos móviles son uno de los medios favoritos de los más pequeños para disfrutar de los videojuegos.
photo_cameraLos teléfonos móviles son uno de los medios favoritos de los más pequeños para disfrutar de los videojuegos.
Normalizar el uso de los videojuegos y la tecnología en la actividad diaria de los más pequeños es un proceso que necesita de la integración de los padres y tutores.

Los videojugos están siendo durante estas jornadas de confinamiento una de las grandes soluciones digitales para cubrir el tiempo en casa de los más pequeños.
Su uso debe ser racional y programado, como cualquier otra actividad en estas circunstancias, ya que la idea principal es lograr un equilibrio entre el estudio, el ejercicio físico y la comunicación con la familia, evitando el aislamiento dentro de la red o una reclusión excesiva en la habitación, dejando de compartir tiempo, juegos tradicionales o de tablero (como puzzles o parchís) y espacio con el resto de miembros de la unidad familiar.

- Videojuegos educativos: hay una gran cantidad de videojuegos educativos, algunos gratuitos y otros pagos, disponibles para plataformas móviles, PC y consolas que pueden ser de utilidad. Muchas compañías han puesto parte de su catálogo sin coste alguno durante estas semanas de confinamiento.También hay que tener en cuenta que los juegos son una forma muy efectiva de aprendizaje entre los más pequeños.
- Poner límites y programar horarios: es algo fundamental. El tiempo de juego y de uso de la tecnología en los niños es cada vez más importante, pero debe estar regulado y siempre bajo los límites de padres y tutores. También debe limitarse el tipo de contenido (por edad, por temática) al que puede acceder el menor, y es importante vigilar el uso correcto de las herramientas con los diferentes modos de control parental, o posibles abusos a la hora de compra de juegos, películas, acceso a suscripciones e contenidos digitales, etc

- Comunicación con los hijos: al igual que en otros aspectos de la vida, los niños pueden tener dudas e inquietudes a la hora de utilizar los videojuegos o el acceso a los mismos. Solventar estas dudas de una manera educativa y ayudarles en la integración digital ayudan a aceptar el tiempo de ocio y la normalización del mismo para no verlo como algo excepcional.
- Jugar con ellos: la relación y el vínculo entre padres e hijos no puede ni debe ser sustituido por ninguna máquina. De ahí que es importante que los padres, siempre que sea posible, puedan jugar con sus hijos, o bien compartir la experiencia con ellos y comentar la partida que están realizando, integrándose en la actividad.

- Educar en el respeto dentro del juego online: es importante que los niños sean conscientes que quien está detrás de un avatar o una voz en un juego por internet es alguien real, que debe ser tratada con respeto y educación. No es un personaje más del juego.

Más en Cultura
Comentarios