Cultura

La Unión Europea, preocupada por las restricciones a la prensa

Cultura

La Unión Europea, preocupada por las restricciones a la prensa

En la imagen, portadas de algunos periódicos ingleses.
photo_cameraEn la imagen, portadas de algunos periódicos ingleses.
La libertad informativa se ha visto recortada en algunos países por la pandemia de coronavirus

 La Unión Europea (UE) expresó ayer su preocupación por las restricciones a la libertad de prensa impuestas en algunos países durante la pandemia del coronavirus y aseguró que la COVID-19 ha puesto de relieve la importancia del trabajo de los medios de comunicación. 

"Es preocupante que la pandemia de COVID-19 se esté utilizando en algunos países como un pretexto para imponer restricciones indebidas sobre la libertad de prensa", declaró en un comunicado el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en la víspera del Día Mundial de la Libertad de Prensa que se celebra hoy.
En nombre de todo el club comunitario, Borrell subrayó que "en demasiados países" los periodistas "tienen que enfrentarse a una legislación restrictiva, a veces atribuida a la emergencia de la COVID-19, que pone freno a la libertad de expresión y de prensa".

En ese sentido, mencionó que los apagones de Internet y los cierres de páginas web están proliferando, y también criticó las campañas de desprestigio, las presiones financieras y los ataques por parte de medios de comunicación gubernamentales o partidistas que "con frecuencia" fuerzan a los periodistas a autocensurarse.
"Demasiados sufren acoso, arrestos arbitrarios y encarcelaciones. Demasiados han perdido sus vidas por hacer su trabajo", destacó Borrell. 

Así, insistió en que la crisis del coronavirus ha puesto de relieve "la importancia" del trabajo de la prensa. "En tiempos de incertidumbre, más que nunca, el acceso a una información fiable y contrastada, libre de interferencias e influencias, es crucial y contribuye a una sociedad más resistente", dijo el político español, quien señaló que los periodistas deben ser capaces de trabajar con libertad.

FAPE

Por su parte la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha instado a las gobiernos y a los partidos políticos a "poner fin a las obstrucciones y presiones que sufre la libertad de prensa" así como a "comprometerse" a la "defensa y protección del periodismo" en el contexto de crisis del coronavirus. En su opinión, la actual actual pandemia "coloca la función de los periodistas como un bien público esencial para garantizar el derecho de los ciudadanos a la información veraz" que reclama la Constitución, tal y como señaló ayer con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa que se celebra hoy. 
La FAPE señala que se ha registrado un "preocupante incremento de las restricciones al libre ejercicio del periodismo, con vetos a medios y reporteros, ruedas de prensa sin derecho a preguntas o limitadas y seleccionadas previamente, amenazas de cierres de medios, ataques a periodistas e intentos judiciales de vulnerar el derecho al secreto profesional". Por otra parte, la FAPE ha pedido al Gobierno un "plan de ayudas" para paliar la crisis 

Amnistía Internacional critica la "represión" que sufre el  periodismo 

Amnistía Internacional ha criticado la "represión" que sufren los periodistas en el ejercicio de su profesión en plena pandemia del coronavirus por criticar la forma en la que los gobiernos gestionan la crisis, algo que han asegurado que dificulta la lucha contra el virus.
"No cabe esperar que se contenga este virus si la gente no puede acceder a información exacta. Resulta realmente alarmante ver que muchos gobiernos están más interesados en proteger su reputación que en salvar vidas", afirmó Ashfaq Khalfan, director del Programa de Derecho y Política de Amnistía Internacional.
La organización ha advertido de que la censura de información esencial sobre la pandemia se ha convertido en un "fenómeno mundial" y ha instado a los gobiernos a contener "su egolatría y dar prioridad a la salud pública", en el Día Mundial de la Libertad de Prensa.
"Desde los primeros días de esta pandemia, cuando las autoridades chinas censuraron la información de los medios de comunicación y sancionaron a quienes lo denunciaban, periodistas de todo el mundo han puesto en peligro su vida, su libertad y su puesto de trabajo para hacer llegar a la opinión pública información que podía salvar vidas", añadió el director de la ONG.
"En muchos otros países, como Rusia, Níger, Azerbaiyán, Kazajistán, Serbia, Bangladesh, Camboya, Ruanda, Somalia, Túnez y Palestina, se ha procesado a periodistas por informar sobre la COVID-19 y se les ha sometido a diversas presiones", han añadido desde la organización.n

Más en Cultura
Comentarios