Cultura

Tony Lomba revoluciona las redes con una hora de concierto desde su balcón

Cultura

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Tony Lomba revoluciona las redes con una hora de concierto desde su balcón

El músico vigués Tony Lomba se ha convertido en las últimas horas en protagonista de las redes sociales tras el concierto de una hora que ofreció anoche desde el balcón de su piso, en el barrio marinero de Bouzas, para ayudar a todos los vecinos a romper con el tedio del encierro que a todos ha impuesto la pandemia del coronavirus.
 
“Me daba un poco de pudor hacer un bolo, pero la gente me lo pedía, sobre todo los niños, y aquello parecía el Madison Square Garden”, ha dicho este sábado a Efe Lomba, que ha descrito el momento como “muy, muy emotivo”.

De las ventanas abiertas de su tercer piso salieron los decibelios a borbotones para todo un vecindario que se acodó en sus balcones, jaleó cada tema e incluso le hizo llegar cervezas desde las ventanas superiores para que no se le secase la boca.

“No me gusta ser el protagonista en estas cosas, para eso tengo mis conciertos, pero creo que es lo mejor que puedo ofrecer a mis vecinos. Yo soy muy de barrio y tengo mucho ‘feeling’ con la gente del barrio”, señala Lomba, que interpretó versiones de Rapahel, Roberto Carlos, Nino Bravo o Village People.

Una versión de ‘Resistiré’ adaptada a la primera persona del plural fue la canción estrella, y el concierto ha circulado como la pólvora quemada por los grupos de Whatsup, llegando incluso a Chile o Irlanda, donde Lomba tienen sobrinos que le han puesto al corriente del éxito de su bolo.

Para Lomba, si algo tiene de bueno la excepcional situación que estamos viviendo es que “nos estamos haciendo mejores personas, más humanos”, y él se considera “un peón más” de esta cadena de solidaridad y empatía que se vive en muchos rincones de España y del mundo.

“La gente psicológicamente está muy pillada y si puedes al menos salir al balcón y cantar unas canciones, ya no yo, sino cualquiera, pues vamos a hacerlo”, señala Lomba, quien dice no entender a los ‘haters’ que han criticado una iniciativa que no sabe si repetirá.

De momento, a la puerta de su casa se ha encontrado con el reconocimiento de sus vecinos, que le han dejado flores, dibujos y notas de agradecimiento porque, como bien dice el propio Lomba, “un vecino es un vecino”. 

Más en Cultura
Comentarios