Cultura

“Mi tendencia a la mentira sobrevive un poco en este diario, escribo en base a la realidad, pero se me va”

Cultura

XACOBE PATO Presenta su libro “Seré feliz mañana”

“Mi tendencia a la mentira sobrevive un poco en este diario, escribo en base a la realidad, pero se me va”

Xacobe Pato publica su diario iniciado en Instagram.
photo_cameraXacobe Pato publica su diario iniciado en Instagram.
Xacobeo Pato (Ourense, 1987) es librero en Santiago y lleva una vida normal en un treintañero gallego. Ayer presentó a los lectores de Atlántico su libro “Seré feliz mañana”, de Espasa. Recoge su día a día, sus experiencias más cotidianas, sus encuentros o sus viajes, pero también comentarios de libros, series o películas.

Lo primero que sugiere el título es un libro de auto-ayuda, luego  recuerda el juramento de Scarlet O´Hara. ¿Cuál se acerca más?
Viene de la canción “Necromántico” de un grupo que me encanta, Carolina Durante; dice “será feliz otro día”. Al escribir a modo de diario es como si quisiese posponer la felicidad, disfrutar de los placeres más cotidianos, de los pequeños detalles.
Pero este libro no es un diario al uso, tiene más de sentimientos y sensaciones que de hechos.
Es un diario con vocación literaria, comparto gustos, anécdotas, reflexiones, a veces es un poco disparatado.

Su empleo en la librería Cronopios está presente en el  contenido. ¿Es el trabajo de sus sueños?
No, surgió la oportunidad. Para mucha gente sería el trabajo de sus sueños, por lo que creo que hay que desmitificar un poco el oficio del librero. Se pasan muchas horas haciendo albaranes o colocando tomos  y muy poco leyendo libros que es lo que a mí me gusta. Es un placer poder dialogar con los lectores, pero no es la parte predominante.

Aún así las alusiones a autores son constantes en su diario.
Leo un montón, pero no quería caer en el diario de librero, ya hay muchos libros sobre anécdotas disparatadas de las librerías. Hay alusiones a autores porque me gusta escribir sobre los libros que he leído y sus contextos.

En “Seré feliz mañana” confiesa que  escribía su primer diario sabiendo que iba a ser leído por su madre y hermana y por eso inventaba historias. ¿No es algo contradictorio mentir en un diario?
Intuía que lo leían. Me lo regalaron como diario, pero no tenía candado, ni llave, algo muy habitual entonces. Lo cierto es que es absurdo pero empecé a inventar cosas como que salía con una niña guapísima para tener entretenidas a mis lectoras. Esa tendencia a la mentira sobrevive un poco en este diario, escribo en base a la realidad y a mi gente, pero se me va un poco de las manos.
De hecho al final del libro reconoce no recordar alguna de las cosas que cuenta.
Es curioso cómo funciona la memoria y cómo reconstruimos el pasado. Si me fío de mi trayectoria, no sé cuánta ficción habrá en el diario.

¿Por qué utiliza solo iniciales para referirse a personas de su entorno?
Soy muy lector de los diarios literarios y lo usan para guardar la intimidad de los demás también me gusta jugar con el misterio que el lector se imagine quién será. Y evito enfados entre los amigos que no salen y se podrían sentir ofendidos.n

Comentarios