Cultura

El teatro como herramienta de crecimiento personal

Cultura

vigo

El teatro como herramienta de crecimiento personal

El equipo está dirigido por el escenógrafo Xavier Erra.
photo_cameraEl equipo está dirigido por el escenógrafo Xavier Erra.
El proyecto CaixaEscena reúne alumnos y profesores de toda España para trabajar emociones, la comunicación y la creatividad

  “Los que participan en este proyecto nunca olvidan lo que vivieron y sintieron aquí. Hay un antes y un después. Aquí lo que buscamos es que se potencie a través del teatro la creatividad, la capacidad de comunicación y de expresar emociones, herramientas que sirven a los alumnos y profesores no solo en el aula como en su vida diaria”, explica Xavier Erra, coordinador artístico del programa CaixaEscena que este fin de semana reúne en Vigo a un centenar de personas entre alumnos y profesores de institutos de cinco centros de diferentes puntos de España. 

Este proyecto puesto en marcha por la Fundación La Caixa lleva ya 12 años desarrollándose en la ciudad y más de treinta en Cataluña, donde surgió “para dar soporte a los profesores dándoles claves para trabajar con el cuerpo, las emociones o la comunicación”. Cada año abordan un género teatral diferente, siendo el de este año el Teatro del Absurdo,  que se caracteriza por diálogos aparentemente sin significado, repetitivos y dramáticos sin conexiones lógicas que crean una atmósfera de sueño. Algo que según Erra “aunque pueda parecer lo contrario, conecta muy bien con los adolescentes”.

En los Encuentros CaixaEscena, los jóvenes y docentes conviven durante tres días en un contexto teatral y creativo, participando en talleres de improvisación, dinámicas de expresión corporal y vocal, ejercicios de escritura y creación de espectáculos. La compañía Egos Teatre dinamiza los talleres y aporta contenido artístico con el fin de mejorar los montajes que los grupos han trabajado durante el curso y que representan hoy,  último día del encuentro. 

Durante la mañana de ayer se concentraron en los calentamientos y tres tipos de talleres: juegos teatrales, taller de escritura y movimiento actoral. Por la tarde tuvieron lugar los talleres de tutoría en los que se pusieron en práctica los ejercicios y las dinámicas de ensayo adecuadas para conseguir las mejoras necesarias (interpretación, dramaturgia, espacio escénico...). Por la noche, alumnos y profesores se convirtieron en actores, bailarines, guionistas, cantantes y directores para recrear un cabaret en tiempo record, eso sí, como recuerda Erra, "sin competir, ya que aquí lo que se traba es el trabajo en equipo". 

Hoy es el día de las representaciones finales. Cada grupo representará un fragmento de su obra en proceso, la cual representará en su totalidad al final de curso, en su entorno comunitario. Después de cada función habrá un coloquio con todos los participantes, en el que los jóvenes responden las preguntas que el público formula sobre los personajes, la selección de la obra y el proyecto en general. n

Más en Cultura
Comentarios