Cultura

“Me interesa mostrar lo que sintieron y pensaron los incas con la llegada de los españoles”

Cultura

JUAN PEDRO COSANO Presenta su novela “El rey del Perú”

“Me interesa mostrar lo que sintieron y pensaron los incas con la llegada de los españoles”

Juan Pedro Cosano, con su libro.
photo_cameraJuan Pedro Cosano, con su libro.
 Juan Pedro Cosano (Jerez, 1961) presentó ayer para los lectores de Atlántico su última novela, “El rey de Perú”, escrita por encargo de la editorial Espasa. A través de la relación de Gonzalo Pizarro y la inca Nayaraq recrea el encuentro de dos mundos y el nacimiento de un imperio.

¿Por qué se centró en la conquista del imperio Inca?
Fue un sugerencia de la editorial que quería que escribiera algo sobre  Francisca Pizarro Yupanqui, la hija del conquistador. Escribí dos novelas, “La dama inca”, contando la conquista desde la óptica femenina y “La hija del marqués”, centrándola en su adolescencia, pero no cuajaron. Entonces descubrí a Gonzalo, el hermanastro de Francisco Pizarro, el primer rebelde de América, que se intentó casar con su sobrina. Me faltaba la protagonista femenina y creé a Nayaraq, un personaje de ficción que acabó siendo la gran protagonista de la novela y que cautivó al lector.

¿Cuáles fueron sus fuentes?
Todo lo que le sucede a Nayaraq es pura ficción, pero los datos los saqué de los cronistas españoles contemporáneos, ya que los incas desconocían la escritura. En mis novelas exijo verosimilitud, puedo decir que el 90% de lo que cuento de los incas es real: sus costumbres, comidas, sexualidad...
“El rey del Perú” narra el encuentro de dos mundos, ambos desde la misma perspectiva. ¿No hubo ganadores y perdedores?
Cuando se escribe una novela sobre una conquista se corre el riesgo de contarla solo desde el punto de vista del conquistador. No quería que fuese así. Mi interesaba mostrar lo que sintieron y pensaron los incas con la llegada de los españoles.

¿Qué le poso le gustaría dejar?
Lo primero que quiero como escritor es que el lector lo pase bien, escribo para su felicidad emocional. Y mejor si además revalorizo lo que se hizo en América, logro trasladar la idea de que no fue tan malo y consigo que los españoles no nos auto-flagelemos tanto, porque de esa unión nació un mundo maravilloso.

Comentarios