VIGO

"Galicia es la gran reserva genética de la península en cuanto a variedades de uvas"

Xosé Lois Sebio es uno de los enólogos que han puesto los vinos gallegos en boca de medio mundo. 

Xosé Lois Sebio es uno de los enólogos más importantes del momento.
Xosé Lois Sebio es uno de los enólogos más importantes del momento.
"Galicia es la gran reserva genética de la península en cuanto a variedades de uvas"

La revista norteamericana Wine Spirits ha elegido a uno de sus monovarietales tintos del Ribeiro como uno de los cien mejores de la actualidad. Vigués de pura cepa y enólogo por vocación, lleva más de veinte años creando caldos que han conquistado los paladares más exigentes. En la actualidad se encuentra inmerso en un proyecto personal que bajo el nombre de Viños de Encosta pretende recuperar zonas vitivinícolas olvidadas de las que extraer los mejores néctares.     

¿De dónde le viene la afición al mundo del vino?
Desde pequeño tengo muy buena nariz. Sólo por el olfato sabía quién había subido antes en el ascensor y mi madre me decía que o me dedicaba a ser perdiguero o a buscar trufas. Estaba la posibilidad de dedicarme a los perfumes, pero desde muy joven me fui iniciando en la enología.

¿Como se plantean hoy en día la elaboración de un vino?
Hay más sensibilidad y respeto. Ya no se busca sólo cultivar uvas y que el enólogo haga el resto. La producción es ecológica, o biodinámica. Se intenta tocar lo menos posible el vino y reproducir lo que sacamos de la viña y del campo en la botella; sin tocarlo. 

¿Qué lugar ocupa Galicia en el mundo del vino?
En estos momentos Galicia está de moda. Desde hace unos años se busca la frescura, la elegancia, la sutileza que tenemos aquí y no tanto ese carácter mediterráneo con una gran concentración y maduración. Además, ha coincidido con una serie de personas que están innovando y que están encontrando muy buena respuesta en los mercados extranjeros. Los vinos diferenciados, auténticos y originales son el referente y están marcando la pauta en todo el mundo y en España también.  Ya no se buscan esos vinos alcohólicos y pesados, hay una preferencia por un producto más elegante y sutil y Galicia tiene buen clima para eso y, sobre todo, tiene material genético pare ello. Galicia y el norte e Portugal tiene el 60% de las variedades de toda la península. Es la gran reserva genética en cuanto a variedades.
¿Esa gran reserva de variedades está dando grandes sorpresas?
Hace años no se confiaba mucho en las variedades gallegas y se empezó con dos o tres imponiéndose las más comerciales.  Gracias al trabajo de recuperación que se está haciendo, en el que destaca Paco Rego, ahora  los vinos gallegos destacan por ser diferentes y se están convirtiendo en referencia de calidad a nivel mundial.
 
¿El Ribeiro se puede convertir en un centro de culto como lo fue en el Renacimiento?
El Ribeiro es la demarcación más histórica de la península y a lo largo de lo siglos ha sido el referente. En el siglo XV se pagaba por un moyo de vino del Ribeiro (128 litros) 56 maravedís y de Burdeos 23. El problema es que como todo lo que triunfa sobreproduce para ganar más dinero y ahora parece que se recupera, haciendo vinos con uvas autóctonas. Es la única salida que queda a la viticultura y la enología hoy en día. Hacer vinos diferenciados, de personalidad, de terruño, de alta calidad porque para vinos de gran formato siempre hay países que producen grandes cantidades y son más baratos y que, además,  lo hacen muy bien. Hoy en día ya no hay vinos malos, hay vinos muy correctos y la diferenciación es dándole ese punto más. En el Ribeiro tenemos clima, zona, variedades y se pueden hacer grandes vinos con personalidad muy diferenciada.